La DO Queso Manchego denuncia la subida de la leche ovina

Redacción
-

El vicepresidente del Consejo Regulador asegura que las grandes multinacionales elevan el precio de otros lácteos y posteriormente comercializan sus productos a precio más barato

La DO Queso Manchego denuncia la subida de la leche ovina

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Queso Manchego alerta de la grave situación que pasa el sector en los últimos tiempos. A la subida del precio de la leche de oveja de raza manchega se une la competencia de otros quesos importados que se están introduciendo en el mercado local y las múltiples trabas que tiene el producto elaborado artesanalmente a la hora de comercializarlo en el exterior. Uno de los principales problemas al que se enfrentan los productores es el de los precios de la materia prima, la leche, que en los últimos meses ha incrementado su coste y que se está convirtiendo en «la más cara del mundo. La leche manchega es la que mayor precio tiene y el queso no es el más caro», dice José Antonio Morales, vicepresidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Queso Manchego, que asegura que buena parte de la culpa la tienen los intermediarios que «han acaparado el producto» antes de que se tomase la medida arancelaria de Estados Unidos que quiere gravar, a partir de este viernes, con un 25 por ciento el queso español.
Competencia. Como buen dato a tener en cuenta, el vicepresidente del Consejo Regulador certifica que la cabaña de oveja de raza manchega «se está manteniendo», y eso supone que «no venga la competencia directa de otras comunidades como Castilla y León, pero está llegando leche de oveja francesa de la zona de Roquefort que, morfológicamente, es muy parecida», cuenta Morales, quien afirma que «las empresas multinacionales traen el queso y la leche, y la venden aquí. Primero ponen la leche más cara y luego venden el queso más barato. Es un gancho. Lo utilizan para introducir los quesos más caros que exportan». Es por ello que pide a las administraciones que tengan en cuenta al sector lácteo de la provincia «que está creando mucho empleo inducido y colateral, sea por ejemplo en cuestión de transportes», dice, y sentencia que «si esto sigue así acabaremos mal, porque los ganaderos dejarán la actividad por los precios ridículos y, con las trabas medioambientales que hay, no se retomará la actividad». El quesero cree que «no se tiene en cuenta al sector» y considera que es fundamental que el ganadero y fabricante tengan un punto de equilibrio. Soy un empresario pequeño al que le sabe mal que esto no tire para adelante. ¡Con el buen queso que hacemos en Cuenca!».