scorecardresearch

Recibe el alta el amigo de la víctima del crimen de Nohales

Leo Cortijo
-

Desde el entorno más cercano de Mario aseguran a 'La Tribuna' que se encuentra «bien» y mejora «poquito a poco» y con calmantes de las dos heridas que presenta, una en el costado y otra en la pierna izquierda.

A última hora de la tarde de ayer, numerosos ciudadanos mostraron su rechazo por el crimen machista en la Plaza de España - Foto: EFE

El amigo de la víctima mortal del crimen de Nohales recibió el alta hospitalaria en  la mañana de ayer. Según pudo saber La Tribuna, este hombre de 40 años de edad ya se recupera en casa de las heridas producidas por el ataque de arma blanca que sufrió mientras salió en defensa de Cristina, con la que se encontraba en la vivienda ubicada en el número 22 de la calle Real de esta pedanía conquense. Tal y como explicaron fuentes cercanas al entorno de Mario, éste se encuentra «bien» y mejorando «poquito a poco» de las dos heridas que presenta, una en el costado y otra en la pierna izquierda. Heridas que no revistieron gravedad y por las que fue ingresado en planta tras la primera atención de urgencia. De esta forma, el equipo médico que le atendía aconsejó su salida del Hospital Virgen de la Luz para que la recuperación prosiga en su domicilio, para lo que se la ha recetado Nolotil, un analgésiso para calmar el dolor y antipirético para bajar la fiebre.

Es el mismo entorno de Mario el que confirma a este diario que él y Cristina eran «únicamente amigos». De hecho, formaban parte de la «misma pandilla». En el momento en el que se produjeron los hechos –pasados unos minutos de las doce y media de la noche–, «ambos se encontraban tranquilamente viendo una película» cuando de repente se vieron sorprendidos.

La imagen que se encontraron las dos patrullas uniformadas de la Guardia Civil cuando llegaron al lugar de los hechos, era la de un hombre persiguiendo a otro. Uno de ellos huía del lugar, el presunto agresor, mientras el segundo, Mario, caía al suelo al presentar varias heridas por arma blanca. Una de las unidades de la Benemérita alcanzó al individuo que pretendía escapar en corto espacio de tiempo y a tan solo unos metros de distancia. Ante la llegada de los agentes, el presunto asesinó se autolesionó con el cuchillo que portaba, causándose varias lesiones, y dejando tras de sí un reguero de sangre en las calles adyacentes a donde tuvo lugar el crimen. 

A última hora de la tarde de ayer, numerosos ciudadanos mostraron su rechazo por el crimen machista en la Plaza de España A última hora de la tarde de ayer, numerosos ciudadanos mostraron su rechazo por el crimen machista en la Plaza de España - Foto: EFE

Así todo, la Guardia Civil procedió a la detención de la expareja de Cristina, de 43 años de edad, nacido y con domicilio en Cuenca, como presunto autor de la muerte de la mujer. Sobre él pesaba una orden de alejamiento por parte de la fallecida desde el mes de noviembre del año pasado. La pareja tenía dos hijos menores de 14 y ocho años. Este hombre, que presenta lesiones autoinfligidas por arma blanca, ha sido intervenido y se encuentra estable con pronóstico reservado en el Hospital Virgen de la Luz, según la última actualización.

Continúa la investigación. Este caso de violencia machista sigue bajo secreto de sumario, tal y como decretó el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Cuenca. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha explicaron que el juzgado de guardia, el número 1, abrió diligencias previas tras el suceso. En este sentido, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, aseguró ayer que el presunto autor del asesinato pasará a disposición judicial «en breve», en cuanto su estado de salud lo permita.

Preguntado sobre si se ha abierto una investigación para esclarecer qué ha fallado en este caso de violencia machista, toda vez que la víctima contaba con una orden de protección, Tierraseca afirmó que siempre que se da una agresión o un caso de asesinato por violencia de género hay una comisión responsable, integrada tanto por los órganos policiales y judiciales como por todos los servicios de apoyo a las mujeres víctimas, que analiza «a fondo» todos los aspectos que han concurrido desde que se produjo la primera denuncia por violencia de género hasta el día del asesinato.

Asimismo, y como suele ser habitual en este tipo de casos, el Gobierno de Castilla-La Mancha se va a personar como acusación particular en el juicio, tras hablar con la familia de la víctima. Así lo anunció la consejera de Igualdad y portavoz de la Junta de Comunidades, Blanca Fernández, durante una visita a uno de los Centros Corresponsables de Albacete, donde señaló que, además, se han puesto a disposición de los dos hijos de la víctima, de ocho y 14 años, los servicios de psicología. «Tenemos en este momento a disposición nuestros recursos especializados en psicología para atender a los dos huérfanos, porque son las víctimas más vulnerables, las que más dolor nos producen a todos y todas y las que más evidente hacen la crueldad de esta realidad que es la violencia machista», explicó.

De su lado, fuentes de la Consejería de Bienestar Social explicaron a Europa Press que los dos menores se encuentran actualmente con la tía materna.

Un emotivo último adiós. Una multitud de familiares, amigos y conocidos quisieron despedir a Cristina con un último adiós, cuya vida le fue arrebatada en la madrugada de este lunes. La misa se celebró ayer a las once de la mañana, en la parroquia de Santa Ana, y decenas de personas acompañaron al féretro en uno de los días más tristes y funestos que se recuerdan en el seno de la sociedad conquense de los últimos años.

Además, continúan las muestras de dolor y rechazo. El instituto de Educación Secundaria Lorenzo Hervás y Panduro guardó un minuto de silencio por el presunto asesinato de la que era su alumna y en contra de la violencia de género. La muerte de Cristina ha llevado «la consternación y el dolor» a este centro educativo, donde estudiaba el ciclo formativo de Auxiliar de Enfermería. Con esta acción, la comunidad educativa expresa su «más firme rechazo» a la violencia machista. «Culminado en un sincero aplauso, transmitimos nuestro pésame a la familia, a la que acompañamos en su dolor», apuntan desde este centro educativo en una nota de prensa.

De la misma forma, desde el colegio La Milagrosa expresaron a través de las redes sociales su «firme condena» por el presunto asesinato machista «de la madre de un menor de nuestro colegio», así como por «todas las demás expresiones de violencia de género». Desde este centro ponen el acento en que todo el claustro y su personal de trabajo siguen trabajando «en favor de vuestros hijos». Por esa razón, a la una de la tarde celebraron un minuto de silencio en la pista polideportiva del centro, «con un homenaje y una oración de toda la comunidad educativa», y abierto a todas las personas que quisieran asistir. Acto muy similar al del colegio La Sagrada Familia, estrechamente vinculado a esta familia.

Cristina, el último nombre de la lista de la vergüenza. La última de todas ha sido Cristina, pero antes hubo otras que, como ella, sufrieron el más lamentable, deleznable e irracional de los destinos y pagaron con su propia vida el injustificable comportamiento de las que en ese momento eran sus parejas o exparejas. Desde que se contabilizan las mujeres asesinadas por violencia machista –año 2003–, seis han sido los nombres propios que engrosan esta sonrojante lista en territorio conquense. Además de este trágico 2022, también lo fueron 2006, 2010, 2012, 2013 y 2015. Asimismo, cabe destacar que junto a los dos menores huérfanos tras el presunto asesinato de Cristina, hay otros dos fruto del crimen perpetrado en Villanueva de la Jara en 2013, en el que fue asesinada Andrea. Los niños tenían seis y 11 años por aquel entonces. Además de éste, uno de los crímenes más mediáticos de los últimos años fue el de Laura y Marina, a manos de Sergio Morate en 2015.