scorecardresearch

El ahorro en planes de pensiones crece un 4% en 2020

Leo Cortijo
-

Algo más de un 13 por ciento de los conquenses atesoraban en sus cuentas unos 262 millones al acabar 2020, por los 252 del año anterior. El patrimonio medio de cada una de ellas superaba los 10.000 euros

Un grupo de conquenses jubilados charlan entre sí mientras descansan en una de las calles más céntricas de la ciudad. - Foto: Reyes Martínez

El sistema público de pensiones está en el ojo del huracán. La sostenibilidad del mismo plantea un fuego cruzado entre las formaciones políticas y los agentes sociales que tienen algo que decir en su futuro a medio y largo plazo. La realidad es que ningún ciudadano permanece ajeno a este debate. Todos, en distinto grado, toman partido, tanto los que ahora cobran su pensión como los que se preguntan aquello de ¿quién pagará la mía a este paso? Lo cierto es que junto a la educación, la sanidad y los servicios sociales, configuran los cuatro pilares de nuestro Estado del Bienestar. Un ‘tesoro’ que muchos no están dispuestos a que salte por los aires.

Como tampoco lo está otra parte que busca, a través de planes de pensiones, asegurarse una jubilación mucho más tranquila. De hecho, los datos muestran que cada vez son más los que piensan de esta forma y entonan lo de que más vale pájaro en mano que ciento volando. La pandemia jugó incluso un papel determinante en este sentido, y es que el ahorro de los conquenses en planes de pensiones creció un cuatro por ciento en 2020. Según las estadísticas que ofrece el informe del Observatorio Inverco en este sentido, el ahorro alcanzó casi los 262 millones de euros. A cierre del año anterior, previo al estallido del coronavirus, esa cantidad era 252.

El peso demográfico de la provincia conquense se deja notar en la influencia del dato en el montante total del país, pues esa cantidad de dinero solo supone el 0,3 por ciento de los 82.000 millones de euros que los españoles tienen invertidos en sus planes, un máximo histórico gracias a las revalorizaciones experimentadas por las carteras de los fondos de pensiones durante los últimos meses del año pasado por el efecto del mercado.

La poca incidencia de Cuenca en esta materia se hace todavía más profunda al comprobar que solamente dos territorios –más allá de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla– están por debajo de la provincia en este ránking. Se trata de Guipúzcoa y Álava, con 201 y 121 millones, respectivamente. El resto de provincias castellano-manchegas están por encima de la conquense. Destaca sobremanera el caso de Toledo, que con 790 millones, triplica y con creces los guarismos de Cuenca. Un escalón por debajo se encuentra Ciudad Real, con 631 millones. Le siguen Guadalajara y Albacete, con 489 y 486, respectivamente. A nivel regional, el ahorro en planes de pensiones creció un tres por ciento respecto a 2019, hasta los 2.657 millones.

Los conquenses no son precisamente muy dados a abrir y a mantener en el tiempo este tipo de planes. De hecho, lo datos de Inverco reflejan que solo el 13,3 por ciento de la población es partícipe  de uno de ellos. En territorio conquense apenas hay 26.150 cuentas con actividad. Un grado de implantación en la provincia que es menor que el de la media nacional, que se dispara hasta casi el 16 por ciento, y el de la autonómica, ya que en el conjunto de Castilla-La Mancha se supera por poco el 14 por ciento.

Sin embargo, la balanza se inclina hacia el otro lado si cambiamos el prisma con el que la miramos. Aunque el número de cuentas conquenses es el más bajo de la región, el patrimonio medio de éstas es uno de los más altos. De hecho, Cuenca escala un notable número de posiciones en este capítulo en el escalafón nacional. Con 10.006 euros por cuenta, está muy por encima de los 9.152 de Ciudad Real, los 8.971 de Albacete y, sobre todo, los 8.631 de Toledo. Solo Guadalajara mira desde el tejado, al alcanzar los 10.349 euros por cuenta.