scorecardresearch

La oposición aprueba una consulta ciudadana sobre el tren

Leo Cortijo
-

PP, Ciudadanos y Cuenca, en Marcha! arropan la moción de Cuenca nos Une para preguntar a los ciudadanos sobre el mantenimiento de la línea, pero será el Ministerio el que determine la competencia o no del Ayuntamiento para llevarla a cabo.

La oposición aprueba una consulta ciudadana sobre el tren - Foto: Reyes Martínez

Habrá consulta ciudadana en torno al tren. O, al menos, así se le planteará al Ministerio de Transportes y Movilidad, que será el que tendrá que determinar la competencia o no del Ayuntamiento para llevarla a cabo. Así lo ha decidido la oposición en bloque en la sesión plenaria que se celebra este jueves, a través de una moción presentada por Cuenca nos Une que proponía preguntar a los ciudadanos la conveniencia de mantener el ferrocarril convencional. De hecho, y a pesar de que el resto de grupos recriminaron la postura cambiante de la formación que lidera Isidoro Gómez Cavero en relación a este tema, terminaron apoyando su idea. El equipo de Gobierno se quedó solo en su negativa al referéndum.

Hay que destacar que en la sesión matinal del Pleno, la abstención de Cuenca nos Une y la negativa del PSOE tumbaron la consulta popular en los términos que en un principio había planteado la confluencia formada por Podemos y Equo.

De esta forma, CnU plantea hacer la siguiente pregunta a los conquenses: ¿Quiere usted que se mantenga la línea del tren convencional Aranjuez-Cuenca-Utiel o quiere que esta línea se sustituya por un plan de movilidad por carretera, un aumento de trenes Avant y AVLO y la eliminación de la barrera ferroviaria en nuestra ciudad?

En la defensa de su moción, el edil Jesús Alberto Pontones asumió la "parte de responsabilidad" que le toca a la agrupación de electores por haber contribuido al debate que ha supuesto el enfrentamiento por el desmantelamiento de la línea de tren, por lo que manifestó entender que "solo los conquenses" deben decidir, y que lo tienen que hacer "con toda la información necesaria para ello, sin medias verdades y de forma transparente, conociendo de forma clara qué consecuencias supone mantenerlo y cuáles cerrarlo".

La teniente de alcalde, Saray Portillo, fue tajante y lacónica al justificar el voto negativo del equipo de Gobierno al no ostentar la competencia para decidir sobre este extremo. "Nosotros no podemos decidir si se mantiene la línea o no, lo único que podemos es decidir qué hacer con esos terrenos una vez que el Ministerio tome la decisión, a diferencia de antes, cuando nos quitaban la línea a cambio de nada", argumentó al respecto.

José Manuel Cañizares, por parte del Partido Popular, criticó con vehemencia el hecho de no saber lo que figura en la hoja de ruta de Cuenca nos Une en torno al tren porque es "imposible", y es que su opinión "puede variar sorprendentemente de una semana a otra".

En una línea muy similar se movió la representante de Ciudadanos, Cristina Fuentes, achacando el recorrido variable de la formación de Gómez Cavero, pues "siempre se han puesto de perfil" en este capítulo. Ahora además, añadió, "presentan una moción que de antemano saben que es imposible", razón por la que "su crédito y honorabilidad están muy en duda porque están jugando con nuestros ciudadanos y el futuro de nuestra ciudad".

María Ángeles García, de Cuenca, en Marcha!, se mostró de acuerdo con el fondo de la cuestión, pero tildó los movimientos de Cuenca nos Une de "broma de mal gusto".