PSOE: La mesa del agua se reunirá «no tardando mucho»

LT
-

La diputada nacional socialista Esther Padilla responde así a la exigencia del PP de convocar este órgano para lograr un pacto regional sobre el agua y "abandonar la guerra constante", según declaró el vicesecretario 'popular', Santiago Serrano.

PSOE: la mesa del agua se reunirá "no tardando mucho"

Padilla, en una comparecencia ante la prensa celebrada este viernes, hizo una valoración netamente positiva de la reducción del trasvase a Levante correspondiente a noviembre, de los 14 hectómetros cúbicos aprobados inicialmente por la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura a los 7,5 avalados finalmente por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. La diputada socialista hizo el matiz de que el PSOE de Castila-La Mancha será comprensivo con un trasvase si va para consumo humano, pero no si se usa para regadío. "Seremos solidarios siempre con el agua y respetaremos la máxima de agua para todos sí, pero para todo no. Para consumo humano sí, pero no para cualquier uso", declaró.

Por ello,destacó que, por vez primera, el Ministerio le ha enmendado la plana a la Comisión y restringido un trasvase para que sólo lleve agua de boca. Para Padilla, este "cambio de criterio muestra que el departamento de Ribera está convencido de que "la política del trasvase tiene que cambiar", más si se tiene que cumplir la sentencia del Tribunal Supremo que liquida el Plan Hidrológico del Tajo y obliga a fijar un caudal ecológico suficiente para este río.

 

El PP pone en valor el límite de los 400 hectómetros cúbicos.

Por su parte, el vicesecretario regional de Comunicación del PP subrayó que la restricción en el último trasvase está relacionada con el acercamiento de las reservas en los embalses de cabecera del Tajo al límite de los 400 hectómetros cúbicos, punto en el que se impiden nuevas derivaciones de agua. Santiago Serrano puso en valor que este límite se logró cuando gobernaba su partido en la región y en España, y pidió al PSOE "sentido común" y "abandonar la guerra constante" por el agua con un acuerdo. Para ello, pidió la reunión de la mesa del agua.