Tiempos de swing

Sonsoles Arnao


Mucha policía, poca diversión

28/09/2020

Lo del coronavirus va por barrios. Va por barrios el contagio, el confinamiento y los palos que te da la policía si te rebelas. Es más, te dan más palos si protestas pidiendo más medios para la sanidad pública, más médicos, enfermeros y rastreadores. Se han equivocado los vecinos y vecinas de Vallecas, tenían que haber salido a la calle pidiendo libertad, con muchas banderas y cacerolas. Y sin mascarilla. Porque a los que se manifiestan sin mascarilla contra la obligación de llevarla y denunciando la conspiración mundial sobre la pandemia, tampoco les pasa nada. 
En las manifestaciones de Nuñez de Balboa, en pleno confinamiento y estado de alarma, una señora se encara a un policía, le grita a la cara y le advierte de que no se atreverá a multarla por estar pidiendo libertad, el policía le pide por favor que se calme. En Vallecas, tras las restricciones acordadas (que no confinamiento según la Presidenta de Madrid), una joven de 17 años acaba con la cabeza ensangrentada y otro joven recibe un cabezazo del policía mientras lo llevan esposado. Pero claro, es potencialmente más violento un joven que se manifiesta bajo el lema #LosBarriosselevantan que un señor con un palo aporreando señales de tráfico. La verdad es que con lo que está cayendo poco estallido social hay. Las manifestaciones ya no son lo que eran y nos estamos acostumbrando a salir a las calles a levantar las manos y bailar batucada. Lo que estamos viendo es muy grave. La polarización social con estas decisiones políticas que generan incertidumbre y desigualdad, están convirtiendo un problema sanitario y social en un problema de orden público. Y todo ello, bajo el gobierno más progresista que hemos tenido. Esta es la policía de este gobierno. Esperemos que al menos se garantice investigación y depuración de responsabilidades. 
Mientras esto ocurre un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid confirma con un estudio lo que ya se sabía. El 86% de las personas de las áreas confinadas tiene que salir a trabajar a otras áreas y además el perfil laboral y profesional de la mayoría es el de trabajadores de servicios esenciales y son imprescindibles para el motor económico de la Comunidad. Lo mismo sucede con algunas áreas geográficas de Castilla-La Mancha en la que la mayoría de trabajadores también salen cada día hacia Madrid y forman parte de ese motor económico. Ciertamente las cifras de contagio y transmisión colectiva no son buenas y los motivos habrá que ponderarlos y serán diversos, pero al parecer los gobiernos tiran más de policías que de sanitarios. El Presidente Page ha dicho que pasará los datos de las personas contagiadas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La responsabilidad individual ante todo. Así que ya saben, tengan el salvoconducto a mano y a cumplir con todas las obligaciones. Mientras se pueda tararearemos la canción: «¿Quién tiene el dinero el dinero? ¿Quién? ¿Quién tiene el poder? ¿Quién tiene futuro? ¿Quién lleva la ley?».