scorecardresearch
Miguel Romero

Miguel Romero


‘50 años de teatro dan para mucho’ (I)

03/11/2021

Ya ha corrido tiempo desde aquel 1971, pero «tiempo bueno» diría yo, porque no se ha perdido el tiempo, simplemente se han cambiado las formas. El Teatro es ese viejo arte que siempre estará joven porque nunca podrá envejecer algo en el que el sentimiento del ser humano es la clave de su acción.
Desde una primera etapa, siempre más dificultosa por eso de comenzar, y que nos llevaría hasta 1980, la actividad ha sido especial, gratificante, onerosa y productiva. Nadie imaginaría que aquellos jóvenes: Rafael Herrero, José Ramón Nadal y Sinesio Marquín, junto a algunos amigos interesados, fundaran la Asociación de Amigos del Teatro con sede en la antigua Casa de Cultura, ahora Biblioteca del Estado «Fermín Caballero».
Unos años después, la figura del recordado Pedro C. Cerrillo será clave en esa renovación por su gestión y su gran capacidad, participando en lo que sería la Primera Semana de Teatro en Cuenca, Teatro Independiente que quería ofrecer esa libertad necesaria y ausente. Conferencias, coloquios, representaciones teatrales, y un sinfín de actividades llenaros aquella semana, del 14 al 20 de octubre en la citada sede. Multitud de conquenses nos reunimos allí para deleitar nuestros sentidos con magníficas puestas en valor de importantes actividades donde el Teatro era protagonista especial.
Recuerdo con cariño aquellos grupos de La Cuadra de Sevilla, Tábano de Madrid, Ditirando de Madrid, Bojiganga y Teatro también de la capital de España, especial, extraordinarios, maravillosos en sus puestas en escena.
En el año 1976 intentan que Cuenca entre en ese circuito teatral y lo haga con sus grupos de teatro independiente. Y quieren que sea el público infantil el que se beneficie, sin olvidar el adulto que tanto empeño había puesto en esa primea etapa. La Casa de Cultura se quedará pequeña en el año 1977 y el Cine Teatro Xúcar entra en acción como marco ideal de representaciones para ver a «Fogo» de Portugal, «A Comunda», Teatro Mediodia, Colectivo Búho, Tábano y así numerosos grupos de la geografía nacional.
El Cine Teatro Avenida sirve de marco para la cuarta semana en el año 1978 con grupos nacionales de alto postín: Esperpent, de Sevilla, Dagoll-Dagom de Barcelona, Denok de Vitoria, Adefesio de Logroño y Aula 6 de Granada. Sensacionales y magníficos para dar a Cuenca lo que necesitaba con esa necesaria manifestación de Arte por Arte. Con la cuarta edición, José Ángel García y ángel Luis Mota, completaban su «Del Alegato a la Fiesta», libro que recogía todo cuanto había sido esta ingente actividad teatral. Seguiremos en la siguiente semana.