El Ayuntamiento limpia de troncos caídos el cauce del Júcar

Jonatan López
-

Operarios del Consistorio izaron la maleza que se acumuló durante el invierno en la pilastra del puente

El Ayuntamiento limpia de troncos caídos el cauce del Júcar

Empleados del Ayuntamiento y de la empresa de Transportes López retiraron en la tarde de ayer varios árboles y numerosas ramas caídas a lo largo del invierno, que habían sido arrastradas por el agua y que se habían quedado atascadas en la pilastra central del puente de San Antón, en su margen derecha en sentido de la Iglesia Virgen de la Luz. 

Tal y como había avanzado el Ayuntamiento en una nota de prensa, las tareas de limpieza del cauce comenzaron a las 16 horas de la tarde de ayer y se alargaron pasadas las seis. Dos camiones grúa se apostaron en el centro de la calzada para extender sus brazos hidráulicos y permitir que uno de los siete operarios descendiese hasta la base de la pilastra y rodear con cadenas los árboles, en su mayoría chopos, e izarlos a la superficie para su posterior despiece. Varios, de grandes dimensiones, ya habían sido serrados junto a la ribera por riesgo de desplome, mientras que otros, llevados por la corriente, provocaron que se acumulase un gran número de ramas en el centro del puente y que, por tanto, no rebasaran la presa que hay a escasos metros. 

Cortes de tráfico. Para evitar cualquier incidente a la hora de izar los troncos gruesos, varios agentes de Movilidad se apostaron a cada lado para controlar el paso de peatones por el lateral en el que no se realizaban las tareas. 

El Ayuntamiento limpia de troncos caídos el cauce del JúcarEl Ayuntamiento limpia de troncos caídos el cauce del JúcarEl corte de tráfico provocó también que los autobuses de las líneas 5 –circula entre la Universidad y el Centro Comercial El Mirador–  y 6 –del barrio de la Fuente del Oro a Los Tiradores– tuvieran que modificar su recorrido a lo largo de la tarde y mientras se efectuaron las tareas.

El temporal que sufrió la ciudad en enero provocó que muchos árboles que hay junto a la orilla del río se desplomasen. Posteriormente, las lluvias caídas entre el 5 y el 12 de febrero ocasionaron una considerable crecida del cauce del Júcar. Además, el agua acumulada en el embalse de La Toba obligó a abrir sus compuertas y desembalsar una gran cantidad de agua que pudo arrastrar la madera.

Más fotos:

El Ayuntamiento limpia de troncos caídos el cauce del Júcar
El Ayuntamiento limpia de troncos caídos el cauce del Júcar
El Ayuntamiento limpia de troncos caídos el cauce del Júcar
El Ayuntamiento limpia de troncos caídos el cauce del Júcar