scorecardresearch

Serrano promete "un servicio de calidad, próximo y rápido"

Leo Cortijo
-

José Luis Serrano toma posesión como nuevo comisario de la Policía Nacional en Cuenca y manifiesta tener un "sentimiento especial", pues además de "honor y satisfacción" también existe una "gran responsabilidad"

Serrano promete "un servicio de calidad, próximo y rápido" - Foto: Reyes Martinez

"Pretendo conseguir que el compromiso de todos los funcionarios de esta comisaría se materialice en un servicio de calidad, próximo y rápido". Ésta es una de las metas que se marca en su particular hoja de ruta el nuevo comisario provincial del Cuerpo Nacional de Policía en Cuenca. José Luis Serrano Merino, que tomó posesión de su nuevo cargo bajo la atenta mirada, entre otras autoridades políticas, civiles y militares, del delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, manifestó tener un "sentimiento especial", pues además de "honor y satisfacción" también existe una "gran responsabilidad", que afronta con "ilusión y trabajo", así como con la "esperanza de no defraudarles".

El nuevo comisario comenzó citando al premio Nobel Mario Vargas Llosa, que al visitar el Casco Antiguo de la ciudad en 1987 dijo que "Cuenca es uno de los casos en los que el mito y la leyenda están a la altura de la realidad". A partir de ahí, repasó una trayectoria profesional de 40 años vinculada al desarrollo de tres conceptos, "operatividad, inteligencia y planificación estratégica", y todos ellos con un "único objetivo": la lucha contra el terrorismo. Los "duros" años marcados por los asesinatos de ETA o el periodo en el que se encontró al frente de la sección operativa que dio respuesta al mayor atentado terrorista que ha sufrido Europa, el 11M, no pasaron por alto cuando Serrano repasó el inmaculado camino que le ha traído hasta aquí. Cuatro décadas ostentando distintos cargos de responsabilidad hasta desembocar en la Secretaría de Estado de Seguridad en 2011, donde aprendió que "los objetivos que la sociedad nos encomienda están muy por encima de rivalidades y prioridades corporativas" y que "el servicio a los ciudadanos es la única razón que prima".

Asimismo, Serrano avanzó que como nuevo capitán del barco tiene la intención de que la actividad de la Policía Nacional en Cuenca se base en cuatro ejes fundamentales: Prevención básica ante los delitos; mejora de la investigación de éstos; protección, asistencia y apoyo permanente frente a las víctimas de la violencia machista; y auxilio a las personas que lo necesiten. Unos cimientos consistentes con los que "seguir trabajando" para que las tasas de criminalidad de la provincia, por debajo de la media nacional y regional, sigan mejorando para intentar lograr "mayores cotas de seguridad".

Tierraseca, por su parte, subrayó "el reto de gran envergadura" que supone tomar el bastón de mando de la Policía Nacional en territorio conquense, especialmente por una capital que acoge a un gran número de turistas y visitantes y que celebra fiestas tan importantes como la Semana Santa o la Feria de San Julián, donde hay que garantizar la seguridad de todos los asistentes. El delegado del Gobierno comentó que Serrano se pone al frente de un "equipo extraordinario" para conseguir varios objetivos. El primero de ellos, mejorar los ya de por sí buenos datos de delincuencia en la provincia, y es que en 2021 se produjeron 31,5 infracciones por cada 1.000 habitantes, lo que supone 1,4 menos que en el conjunto de la región y casi diez puntos por debajo si aumentamos el foco al ámbito nacional.

Por otro lado, ahondó en la necesidad de reforzar la lucha contra la violencia de género, porque a pesar de que en los últimos tiempos "se hayan sumado más manos" en este frente común, como las de las policías locales, la Guardia Civil o hasta incluso los farmacéuticos y los taxistas, por ejemplo, "todavía faltan muchas manos más" para conseguir erradicar esta lacra tan luctuosa. Tierraseca destacó que ésta es una "problemática de toda la sociedad", que hay que estar "preparados" y que debe ser una "prioridad". De la misma forma, el delegado tampoco se olvidó de la tarea de atajar "la delincuencia de lo cotidiano" en el día a día de los ciudadanos.

Para ello, Serrano contará con un equipo de casi 150 efectivos, de los que 23 son nuevos, y es que según recalcó el máximo representante del Gobierno en la región, desde 2018 ha habido un aumento de policías del 18,7 por ciento. Una tendencia que se prolongará en el tiempo ya que los Presupuestos Generales del Estado de este año contemplan una tasa de reposición del 115 por ciento. Tierraseca argumentó que la intención es "recuperar la cifra de efectivos que se perdieron" en su momento y que por esa razón "ya son tres años de crecimiento" en este sentido. No pudo faltar en la bienvenida a José Luis Serrano la referencia a la nueva Comisaría, y es que la intención del Ejecutivo nacional es que las obras comiencen en el inminente segundo semestre, "una vez que termine el verano" y después de adjudicar los trabajos, tal y como apuntó Tierraseca.