Admitida una PNL de IU por una red de residencias públicas

E.P.
-

La Comisión de Peticiones de las Cortes de Castilla-La Mancha admite a trámite una proposición no de ley de Izquierda Unida que pide poner en marcha una red de residencias pública y de calidad en la región.

Juan Ramón Crespo, coordinador autonómico de IU. - Foto: David Pérez

La Proposición No de Ley (PNL) presentada por Izquierda Unida de Castilla-La Mancha y que pedía la puesta en marcha de una red de residencias pública y de calidad en la región ha sido admitida a trámite por la Mesa de las Cortes y remitida a la Comisión de Peticiones y Participación Ciudadana.

La formación ha solicitado que se agilicen los trámites oportunos para que dicha PNL sea debatida de forma urgente, según ha informado IU en nota de prensa.

El coordinador regional de IU, Juan Ramón Crespo, ha declarado que "si algo se ha demostrado durante esta crisis sanitaria es que la sanidad pública y los servicios públicos son quienes han combatido esta pandemia, pero parece que el Gobierno de Page ha olvidado lo que ha significado la gestión privada de las residencias de mayores en nuestra región, con más de 20 investigaciones abiertas de carácter penal por la Fiscalía ante posibles delitos durante la pandemia del COVID-19".

Además, el líder de la formación ha señalado que "el presidente Page, sin hacer ningún análisis de lo ocurrido, ha entregado más de 100 millones de euros a las empresas privadas que mantienen los conciertos en las residencias".

A juicio de Crespo "en los últimos años se ha producido un proceso de privatización de este sector, con el crecimiento de grandes empresas y fondos de inversión". "Muchas de las residencias financiadas con dinero público son gestionadas por estas entidades privadas que han visto en España un gran nicho de negocio", ha comentado.

Por último, Crespo ha explicado que "se hace muy necesaria esta propuesta en Castilla-La Mancha para impulsar un sistema de residencias de mayores público, universal y de calidad donde la transparencia y las inspecciones sean indispensables, además de que se dignifique el trabajo de cuidados para que así se pueda garantizar una atención digna a las personas mayores".