scorecardresearch

Cuenca revive la Pasión de un Viernes Santo

Redacción
-

La Procesión 'En El Calvario', la segunda del Viernes Santo, llena de gente las calles de Cuenca para seguir en perfecto orden cronológico los últimos momentos de la Pasión

Cuenca revive la Pasión de un Viernes Santo

Con un sol esplendoroso y las aceras de todo el larguísimo camino de la Procesión 'En El Calvario', en perfecto orden cronológico los distintos pasos procesionales de la jornada fueron recorriendo los hechos acaecidos en los últimos momentos de la Pasión de Cristo, convirtiendo Cuenca en el Gólgota. Entre la climatología y la pandemia, desde 2017 no había podido procesionar con normalidad este cortejo, pero su regreso fue por todo lo alto.

Desde la Iglesia Parroquial de San Esteban, realizaron su salida procesional las Hermandades del Santísimo Cristo del Perdón, -La Exaltación- y el Santísimo Cristo de la Salud -El Descendimiento-. De la Iglesia Conventual de las RR.MM Concepcionistas Franciscanas, en la Puerta de Valencia, se incorporaron a la procesión la Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias con el Misterio Sacro de Cristo Descendido y la Venerada Imagen Titular de Nuestra Señora de las Angustias. Desde el Salvador, que aún se recuperaba de las emociones vividas unas horas antes en la Procesión 'Camino del Calvario', realizaron su salida las Hermandades del Santísimo Cristo de la Agonía, con sus pasos El Cristo de Marfil y el Santísimo Cristo de la Agonía; y la Hermandad del Santísimo Cristo de la Luz, con sus pasos de La Lanzada y el Santísimo Cristo de la Luz - de los Espejos -.

Ascendió la procesión por Alfonso VIII hasta la Plaza Mayor, donde horas antes se congregaba ya un buen número de personas que aprovecharon el buen tiempo y la espera de la Procesión para disfrutar del Casco Antiguo y también, claro, de la gastronomía conquense. Tras el breve descanso, descendió el desfile procesional por Alfonso VIII, y como es costumbre, a la altura de la iglesia de San Felipe Neri y desde sus escalinatas el Coro del Conservatorio de Música interpreta, a todos los pasos, el Miserere. Por eso, ese lugar fue elegido por numerosos fieles para presenciar esta procesión que abarca gran parte de la jornada diurna del Viernes Santo. También se vio una multitud de espectadores en Carretería, tramo final del desfile conjunto. Al término de esta céntrica calle, la Exaltación y del Descendimiento pusieron fin a su recorrido en San Esteban, continuando el resto por la calle de Las Torres hacia sus templos de procedencia dándose por terminado el desfile con la entrada en el templo del paso procesional del Cristo de los Espejos.