El año gris de Hazard

Agencias
-

El delantero merengue firma la peor temporada de su carrera al sufrir cuatro lesiones

El año gris de Hazard - Foto: Oscar J. Barroso / AFP7 / Europa

El belga Eden Hazard cumplía «un sueño» cuando el 13 de junio fue presentado en el Santiago Bernabéu como nuevo jugador del Real Madrid ante 50.000 espectadores que esperaban de él ese jugador diferencial que demostró ser durante toda su carrera. Pero el sueño se convirtió en pesadilla tras cuatro lesiones que le han hecho firmar, como él mismo reconoció, la peor temporada de su trayectoria deportiva.
Empezó la pretemporada falto de forma: «No lo escondo. Cuando estoy de vacaciones, estoy de vacaciones. Soy alguien que coge peso rápido y lo pierde rápido. En un mal día peso 77 kilos, pero pesaba 80 este verano. Lo perdí todo en 10 días», desveló. El comienzo del curso fue una premonición de en lo que se convertiría el resto. Se perdió los tres primeros partidos de la Liga debido a unas molestias en el muslo. Su primera reaparición fue el 14 de septiembre con media hora frente al Levante. Hasta el 5 de octubre, ante el Granada, no se estrenó como goleador y, cuando mejores sensaciones dejaba sobre el terreno de juego, empezó su calvario.
El 26 de noviembre cayó lesionado tras sufrir una durísima entrada de su compatriota Thomas Meunier en el encuentro de Champions frente al París Saint-Germain y las esperanzas tras las exploraciones iniciales se torcieron cuando tuvo los primeros síntomas de que tenía afectado el tobillo derecho, donde tiene una placa de titanio de una operación del  verano de 2017 por la que estuvo 80 días de baja; la más grave de su carrera.
Reapareció 83 días después de sufrir una contusión perimaleolar y disputó dos partidos, contra el Celta de Vigo y el Levante, pero este último no pudo completarlo ya que sufrió una fisura en el peroné distal derecho que le obligó, 15 días más tarde, a pasar por el quirófano. La cuarentena jugó a su favor cuando el belga ya veía la temporada «echada a perder». Los tres meses que estuvo parado el fútbol en España debido a la pandemia le vinieron bien a Hazard. Gran noticia para Zidane, quien se veía dos puntos por detrás del líder, el Barça.
Dejó detalles de su enorme calidad a su vuelta, pero sufrió un sinfín de entradas sobre su maltrecho tobillo que, al final, terminó acusando.   El técnico galo apostó por él ante el Manchester City de inicio, pero volvió a firmar un partido gris, falto de esa chispa que le encumbró.