scorecardresearch

La Policía Judicial investiga 'in situ' el suceso de Brihuega

Beatriz Palancar Ruiz
-

Agentes de la Guardia Civil están peinando los alrededores del domicilio de la calle Cronista Antonio Pareja Serrada en el que ayer descubrieron los cadáveres de un matrimonio con signos de violencia

La Policía Judicial investiga 'in situ' el suceso de Brihuega - Foto: Javier Pozo

La localidad de Brihuega está consternada por lo ocurrido ayer. Muy pocos quieren hablar para contar algo de lo mucho o poco que compartieron con el conocido matrimonio que formaban Manolo y Paloma, cuyos cuerpos fueron encontrados muertos con signos de violencia, probablemente, por arma blanca.

En el lugar de los hechos, se puede ver que la Policía Judicial trabaja sin descanso. Son constantes las entradas y salidas al interior del domicilio. Desde fuera se puede ver cómo los agentes de la Guardia Civil buscan incidios de lo ocurrido en los alrededores de la casa y, para ello, utilizan medios como un dron y un detector de metales. Esto podría indicar que, es muy posible, que busquen el arma homicida por el entorno de la finca situada en la zona de la vega del río. No obstante, por el momento, poco más de lo que ya ha trascendido se sabe de manera oficial, ya que, desde esta mañana, la investigación está protegida por el juez encargado del caso bajo secreto de sumario.

Hay medios de comunicación de ámbito nacional que han dado la noticia de la detención del hijo menor del matrimonio como presunto autor de los hechos, sin embargo, desde fuentes oficiales de la Guardia Civil no han confirmado a La Tribuna de Guadalajara que se haya producido ninguna detención, ni que ninguna persona se haya entregado después de confesar el crimen en las últimas horas, como también ha trascendido. 

La Policía Judicial investiga 'in situ' el suceso de BrihuegaLa Policía Judicial investiga 'in situ' el suceso de Brihuega

Según relatan vecinos y familiares, el matrimonio disfrutaba con mucha frecuencia de la casa situada en la calle Cronista Antonio Pareja Serrada, sobre todo el verano y los fines de semana, ya que tenía su vivienda habitual en Madrid. Un tío de una de las víctimas ha confirmado a este medio que hace más de un año traspasaron una farmacia que tenían en propiedad en el barrio madrileño de Puente de Vallecas. Este familiar de la fallecida daba a conocer que el matrimonio tenía dos hijos y que el menor vivía con ellos de manera habitual aunque no se dejaba ver demasiado por el pueblo. Según su testimonio, era conocido que los padres tenían problemas con su hijo, que tiene 31 años, desde hace algunos años.

En el Ayuntamiento de Brihuega, mantienen el respeto por la investigación y no han querido realizar ninguna declaración al respecto del suceso. Aunque se han declarado dos días de luto oficial, no han confirmado si se convocará un acto de minuto de silencio para recordar a los fallecidos. Por el momento, mañana y pasado, 11 y 12 de mayo, las banderas de todos los edificios municipales ondearán a media asta para recordar a Manolo y Paloma.