scorecardresearch

«El Festival de Otoño promociona la ciudad con cultura»

V.M.
-

«El turista que viene estos días a Cuenca se sorprende por las múltiples actividades programadas»

Inmaculada López, empresaria y gerente de Voicce. - Foto: Reyes Martínez

La conquense Inmaculada López Serrano, nacida en Valverde del Júcar, es gerente de la empresa de comunicación Voicce y una de las principales promotoras del Festival de Otoño, que se desarrolla  durante el presente mes en la capital con las calles como escenarios y donde se programan un centenar de actividades musicales, deportivas y vinculadas a las artes escénicas. Tras estudiar Relaciones Laborales en la UCLM, trabajó durante un tiempo en la Comunidad Valenciana y regresó hace tres lustros a su tierra. Montó su primer negocio con 26 años y en plena pandemia creó Voicce. Casada y con un hijo, actualmente también dirige la agencia Atperson Formación y Empleo, Natura Escuela de Hostelería y el restaurante Natura. 

Estamos ante un certamen innovador que inunda de cultura las calles de la capital, ¿se trata de aproximarla al mayor número de ciudadanos?

Exactamente, se trata de sacar la música, el arte y el deporte a la calle para el disfrute de los ciudadanos de la capital, es un evento casual, accesible a todo el mundo y para todos los públicos, sucediéndose actuaciones musicales, teatro de calle, demostraciones deportivas… donde los padres también encuentran actividades para los pequeños durante el fin de semana y, en definitiva, permite disfrutar algo más de los múltiples atractivos de Cuenca. 

Festivales de este tipo son habituales en algunas capitales europeas, ¿pretenden seguir con esa estela de mimetizar esos eventos en el entorno urbano? 

Así es, además existe mucho arte en Cuenca y en su provincia, mucho talento en muy diversos géneros y disciplinas, tanto en artes escénicas, como en deporte, fotografía, pintura, poesía, arte en general, algo que debemos situar al alcance de todo el mundo. El Festival de Otoño es todo un escaparate para  promocionar la ciudad través de la cultura y el deporte, donde el turista que viene estos días se sorprende por las múltiples y variadas actividades programadas, sin duda es una oportunidad única para que los visitantes contemplen el talento local y una ciudad activa y dinámica.

¿Se encuentran satisfechos con el respaldo de público conseguido hasta la fecha?

Muy satisfechos, ha tenido una gran acogida y es emocionante ver cómo la gente baila  swing a las 10 de la noche, a pesar del frío, y cientos de niños ven durante el día espectáculos en los jardines de la Diputación. El Festival nace con vocación de futuro y, aunque es pronto para garantizar esa continuidad, la respuesta de la gente implicada y el apoyo al mismo es más que notable. En cuanto a las fechas, hemos querido hacerlo en este mes de noviembre porque pensamos que es el más adecuado y además constituye un apoyo para la hostelería y el comercio en este período del año previo a la Navidad.

Así pues esa fusión de teatro, música, deporte y animación callejera, ¿repercute mucho en la dinamización del tejido comercial y empresarial conquense?

Claro, esa animación fomenta mucho el consumo en estas fechas, sin duda es importante. Se trata de una combinación exitosa, donde se dan la mano distintas disciplinas, lo que  la gente salga más a la calle y, sin duda, tiene un efecto muy positivo a todos los niveles, además muchas de esas actividades son participativas y logran que el público se implique en diversas demostraciones, como fue el caso de la esgrima, que llamó mucho la atención, o la simulación de golf para niños. El marco de Cuenca también ayuda mucho, su patrimonio, sus bellos rincones y la cantidad de espacios idóneos para llevar actuaciones. 

     Debo reconocer en este punto la labor llevada a cabo por los directores creativos Marco Antonio de la Ossa, en lo que a música se refiere, Yolanda Rozalén, en el apartado de artes escénicas, y Rafael Reyes, dentro del capítulo de deportes, a la hora de confeccionar la programación, porque ellos han sido el alma del Festival, nosotros sólo hemos apoyado esa idea.

¿Se antoja la colaboración público-privada esencial para promocionar un sector tan golpeado por la pandemia?

Desde luego, hemos visto mucho interés en que este Festival saliera adelante, realmente la colaboración por parte de todas las instituciones ha sido máxima, no hemos tenido ninguna dificultad en ese sentido y nos sentimos plenamente respaldados.

El dinamismo cultural y las muchas iniciativas que surgen en Cuenca, ¿necesitan de un mayor apoyo que apueste por ese talento al que aludía anteriormente?

Personalmente, creo que hay muchas iniciativas que están ahí y desean ver la luz, lo único necesario es exponerlas y pedir respaldo para ello, creo que ahora mismo toda las instituciones están abiertas a apoyar cualquier iniciativa que sea buena e interesante para la ciudad.

En esa línea de ampliar el marco de la cultura a otros muchos ámbitos, apuesta también de forma decidida por la gastronomía...

La gastronomía es importantísima en nuestra región, en nuestra provincia y, claro está,  en nuestra capital, de ahí la apuesta del Gobierno regional por llevar a cabo aquí una cita como Culinaria.  Tenemos también un gran patrimonio a nivel agroalimentario y productos de primer nivel: miel, queso, vino,  carnes, verduras, azafrán… que tratados por los grandes chefs generan auténticas maravillas, algo reflejado en  esa apuesta decidida por la gastronomía, de hecho hay una Asociación de Productores Agroalimentarios de la Provincia Dónde nacen los sabores que fomentan esos productos, así como la Asociación de Cocineros Eurotoques, que, por cierto, también participa los domingos en el Festival de Otoño con demostraciones.

De hecho, usted es también gerente del restaurante Natura, toda una referencia culinaria en la ciudad, ¿apuestan por la renovación y la vanguardia en materia gastronómica?

Así es, además de tener la suerte de disponer de un espacio tan bonito, con unas vistas privilegiadas y tan versátil a la hora de organizar eventos, cuidamos mucho la carta y la cambiamos cada seis meses, intentando innovar y aprovechar al máximo los productos autóctonos, teniendo en cuenta, por ejemplo, que la carta de vinos se nutre exclusivamente de caldos de la provincia de Cuenca... realmente pienos que es una plataforma gastronómica privilegiada. 

En otro orden de cosas y dentro de esa implicación con el tejido socioempresarial conquense, ¿cuál es la labor que lleva a cabo la Agencia de Colocación y Formación Atperson, de la que también es responsable? 

Bien, nos encontramos a menudo con que no se logran cubrir  los puestos de trabajo que demandan los empresarios, por ejemplo en sectores como la hostelería, la construcción o el de las nuevas tecnologías, que precisan cada vez  más profesionales cualificados y no podemos satisfacer esa demanda al no haber suficientes perfiles adecuados, cuesta mucho cubrirlos. Precisamente acabamos de llevar a cabo de forma on line la segunda edición de la Feria de Empleo Regional, que congregó a un millar de participantes y una treintena de ponentes, y donde hubo más de un centenar de ofertas para cubrirse. Debemos dar a conocer todas esas peticiones que tenemos en nuestra zona, porque si alguien desea trabajar y desarrollar su proyecto de vida aquí debe saber que existe esa posibilidad laboral, contribuyendo de paso a frenar y combatir el  grave problema de la despoblación.

Para terminar, ¿cómo ve el futuro de esta tierra ahora que comenzamos a ver la luz tras remontar la grave crisis sanitaria del Covid-19?

Pues yo soy muy optimista, creo que hay bastante gente apostando por nuestra tierra, se está invirtiendo mucho para que vengan nuevas empresas y para que las ya establecidas mantengan su actividad,  favoreciendo la contratación y la formación. Creo que se están generando nuevos nichos de mercado adaptados a nuestra provincia, que redundarán en la generación de muchos puestos de trabajo a corto y medio plazo.