scorecardresearch
Javier Caruda de Juanas

Javier Caruda de Juanas


'Blue Monday', San Antón y 14 años

21/01/2022

Venía a contarles que hay manías o costumbres que me resigno a aceptar, más que nada porque creo conveniente llamar a las cosas por su nombre no por la moda. Digo esto porque el pasado lunes, 17 días desde el comienzo de este interesante 2022, redes sociales, medios de comunicación y todo aquel que tuviera algo que decir, no pararon en recordarnos que ese y no otro era el blue monday. Vamos algo así como el día más triste del año. Claro que vende más lo que viene de América y no es igual decir que hoy es blue monday que decir que es el peor día de nuestra existencia, sin dinero, sin fiesta, con frío…vamos, enero castellano. Quizá deberíamos dejarnos del uso excesivo de tanto anglicismo y volver la vista a lo que realmente celebrábamos el pasado lunes. San Antón. Ni más ni menos. Patrón del querido y emblemático barrio conquense así como de los animales que tanto queremos, sean domésticos o de los otros. Lo malo es que, amparados por la pandemia y justificados por aquello de portarnos cívicamente, lo celebramos sin la tradicional bendición de animales. Digo yo que al igual que supimos comportarnos y pudimos disfrutar de la reciente edición del mercado de artesanía navideña o de la mágica cabalgata del cinco de enero, habríamos sabido hacerlo en este popular acto. Por supuesto que no manejo toda la información pero desde fuera parece que podría haberse organizado. Ya saben, una fila, distancia social, mascarilla, personal encargado de velar porque todo esto se cumpla… ¿les suena? Pues eso, que tenemos que hacer todo lo posible para seguir manteniendo nuestras costumbres dentro de las normas vigentes, por supuesto. Claro que hay usos que debemos mantener y otros, quizá, no tanto.

Sin lugar a dudas uno de los temas estrellas de este comienzo de año está siendo el tren. Hay buenas noticias, desde luego. El hecho de poder llegar a Madrid antes de las ocho de la mañana lo es (quizá también sería interesante que el último tren hacia Cuenca saliera de Madrid después de las nueve de la noche). Y hay otras que, aunque buenas, me hacen estar, digamos, poco receptivo. Una de las novedades que presenta el plan XCuenca es la creación de un vial semejante a la Ronda Oeste que una la estación del Ave y el centro de la ciudad. Claro que también es una buena noticia, lo que ocurre es que ya en 2008, hace catorce años, Adif se mostraba receptivo a construir un boulevard o gran avenida que uniera la estación "Fernando Zóbel" y el centro. O sea, que si no me equivoco, estamos situados en algo parecido como el "ahora sí". Digo yo que si esta conexión, que parece que poco tiene que ver con la supresión del tren convencional, es buena para la ciudad podrían haberse dado un poco más de vidilla para construirla. ¿Ven? Esto de tardar una eternidad para solucionar un problema es una de las costumbres a desterrar. Pidámoselo a San Antón.