scorecardresearch

Real Madrid y Baskonia, cara y cruz en la Euroliga

Agencias
-

Los blancos se valen de momentos de inspiración y ganan al Estrella Roja (72-56) mientras que los de Peñarroya ceden su primera derrota en la cuarta jornada ante un Olympiacos invicto (92-97)

Real Madrid y Baskonia, cara y cruz en la Euroliga - Foto: AFP7 vía Europa Press

El Real Madrid equilibró su balance de victorias y derrotas en las cuatro primeras jornadas de la Euroliga al imponerse en casa al Estrella Roja por 72-56, tras un choque en el que por momentos no supo ser expeditivo cuando alcanzó ventajas notables.

Comenzó el partido con el anfitrión mandando de la mano de Deck, autor de cinco de los siete primeros puntos. En el otro aro los ataques morían con intentos lejanos de Dobric, no siempre precisos y dañinos.

De esta manera los blancos fueron poco a poco abriendo brecha con la aportación ofensiva de Cornelie y la dirección de un inspirado Sergio Rodríguez, hasta firmar un parcial de 8-0 cortado con un triple de Holland. Los quince puntos arriba al final del primer cuarto fueron toda una llamada a la tranquilidad para los blancos.

Sin embargo, el cuadro serbio no iba a bajar los brazos con tanto tiempo por delante. Tras un comienzo de cuarto en el que aguantó a los locales, le pegó un mordisco importante a la diferencia con ocho puntos sin réplica. De ellos seis nacieron en dos aciertos perimetrales del argentino Lucas Vildoza, quien debutó con el equipo serbio en Euroliga.

A pesar de ello el Real Madrid consiguió irse al descanso nueve arriba. Esa renta la dilapidó encajando dos triples de Bentil y dos canastas, una de Dobric y otra de Vildoza. Todo ese fuego enemigo solo tuvo respuesta con dos puntos de Tavares. Un desnivelado intercambio de golpes que puso al Estrella Roja a dos.

Ese toque de atención espoleó a los de Chus Mateo. Tanto que volvieron a estirar la distancia con un 10-0 que maquilló anotando la última canasta del tercer cuarto Vildoza. Fue la única mácula del equipo local en una racha que siguió incrementando Sergio Rodríguez con un triple ya en los últimos diez minutos.

Emergió en ese contexto una vez más el cuadro de Belgrado gracias a la puntería de Bentil y a la aportación de Martin hasta posicionarse a cinco puntos, momento en el que la jerarquía en la pintura de Tavares pasó a ser el arma definitiva para iniciar un parcial de 10-0 que resultaría decisivo.

El Baskonia pierde su magia en Euroliga

El Cazoo Baskonia cayó (92-97) este viernes ante un invicto Olympiacos en la cuarta jornada de la Euroliga celebrada en el Fernando Buesa Arena, la primera derrota europea para un cuadro vasco que entró en la lista griega de víctimas españolas.

Uno de los dos iba a conocer la derrota este viernes y fue el cuadro de Joan Peñarroya, quien además sumó la preocupación de la lesión en los últimos segundos de Markus Howard y antes de Sedekerskis. El estadounidense no fue esta vez el estilete vasco en un duelo de parciales y sin golpe final de los locales ante un agresivo y fuerte Olympiacos pese a ser semana de doble partido, con Vezenkov (26 puntos) y Sloukas (20), destacados.

El cuadro vasco parece capaz de todo esta campaña y lo demostró en una primera parte en la que no empezó nada bien pero logró dejar un segundo cuarto espectacular para irse 47-42 al descanso. El Olympiacos entró mucho mejor liderado por Vezenkov y McKissic, además de la sensación de estar metido en la pelea con intensidad.

Al Baskonia se le escaparon un par de saques de banda, corrió como quiso el rival y encima dejó un 1 de 8 en triples. El mejor equipo de la Euroliga en esa faceta se vio por momentos sin recursos, mientras engordaba la desventaja (6-21). El segundo cuarto trajo un Baskonia distinto, con ayudas en defensa y carácter.

Sedekerskis y Raieste sirvieron esa batalla que seguro pidió Peñarroya, también encontraron a Kotsar los locales por dentro, y firmaron un 31-10 de parcial que dio la vuelta a la tortilla, a pesar de que el triple siguió sin entrar (2 de 14).

La segunda mitad se animó en ese sentido, con un intercambio en el que brilló Vezenkov para desgracia local (67-57). Hommes sumó en los de Peñarroya pero el cuadro local perdió un soldado importante con un percance físico de Sedekerskis. El Baskonia terminó de perder el control en el inicio del último cuarto (74-79).

Sloukas y Larentzakis decidieron el encuentro en favor de los griegos, en un parcial de 5-18 tras seis minutos. La defensa griega ahogó a un Baskonia que buscó la épica como ya hizo contra Partizan con el primer triple de Howard tras tiempo muerto de Peñarroya. El americano no tuvo continuidad y encima se le cayó encima Fall.

La torre visitante, decisiva también con un par de rebotes vitales, dejó fuera de combate al artillero rival y el Olympiacos guardó su pequeña renta a pesar de la pelea de los vascos. Los de Vitoria conocen ya la derrota, ante un equipo griego que se ha cargado en este inicio a Barça, Real Madrid y ahora Baskonia.