scorecardresearch

La capital se tiñe de violeta

Manu Reina
-

Los conquenses condenan de forma contundente la violencia de género y reivindican el final de este problema social con la lectura de manifiestos, minutos de silencio y acciones simbólicas

La capital se tiñe de violeta

Los conquenses han mandado el 25N un mensaje unánime de condena y repulsa contra la violencia de género. De esta forma, las instituciones, las asociaciones y los vecinos conmemoraron el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer con numerosos actos reivindicativos. Por desgracia, la sociedad todavía tiene la cuenta pendiente de acabar y erradicar la violencia machista, que es una de las peores lacras que existen a día de hoy. De ahí que sea tan necesario conmemorar este día cada 25 de noviembre.

Ante esta cruel situación, la Diputación ha puesto en marcha este año una campaña con el lema La violencia de género #NotieneEDAD centrada en concienciar a la sociedad sobre este problema pero poniendo el foco en las mujeres mayores. La institución provincial tiene colocada una pancarta en su fachada y también se han distribuido lonas de este tipo en localidades como Belmonte, Motilla del Palancar, Tarancón, Quintanar del Rey, La Pesquera, San Clemente, Priego, Tragacete y Landete. Habrá además información en otros municipios y una campaña en los autobuses de la capital y de la provincia, que también podrá verse en el Centro Comercial El Mirador. 

En este contexto, la diputada de Servicios Sociales, Lorena Cantarero, anunció que se va a modificar el reglamento de la Residencia Provincial Sagrado Corazón de Jesús para acoger a cinco personas mayores que sean víctimas de violencia de género. Además, la diputada resaltó que es «importante visibilizar cada día esta problemática que padece esta sociedad y que este año también ha sufrido la provincia». En lo que va de 2022 dos mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas en la provincia: una en Nohales y otra en Tarancón. 

La capital se tiñe de violetaLa capital se tiñe de violetaDiputación. En lo referente a los actos del 25N, en la Diputación se guardó un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de una lacra que sufren mujeres de todas las edades. El acto tuvo lugar en los Jardines de la institución provincial donde también se dio paso a la lectura de un manifiesto. La encargada de leerlo fue la representante del Consejo Provincial de Personas Mayores y vecina de Saelices, Pilar Villanueva. En dicha cita estuvieron presentes el presidente de la Diputación, Álvaro Martínez Chana; el alcalde de Cuenca, Darío Dolz; y la subdelegada del Gobierno de España en Cuenca, Mari Luz Fernández; así como por numerosas concejales y diputadas, además de miembros de distintas asociaciones y colectivos. 

Ya por la tarde, el Ayuntamiento recordó a las 38 víctimas de violencia de género en lo que va de año en España con un encuentro en el Teatro Auditorio José Luis Perales. El acto contó con la lectura de un manifiesto a cargo de estudiantes del Grado de Trabajo Social, quienes dejaron claro la repulsa a los asesinatos y agresiones machistas. 

Ya por la tarde, Comando Violeta leyó un manifiesto en el cruce de la calle Carretería con la calle Sánchez Vera con el lema Contra el terrorismo machista, defensa feminista. Un acto que contó con decenas de personas. Una de las integrantes de este colectivo, Raquel Iniesta, destacó que «las mujeres seguimos sufriendo en el día a día y en muchos aspectos violencia de género». 

La capital se tiñe de violetaLa capital se tiñe de violetaLa educación es fundamental para que la violencia de género tenga fecha de caducidad. Por ello, la delegación de Estudiantes del Campus de Cuenca se unió a los actos con la lectura de un documento reivindicativo enfrente del Vicerrectorado de Cuenca. 

También se sumó a esta fecha tan importante Cruz Roja Juventud con el lema No desvíes la mirada. La violencia no se cuestiona. El objetivo era sensibilizar a la población con actividades de ocio terapéutico y mediante una mesa informativa instalada en calle Carretería. Una de las voluntarias de la entidad humanitaria, Aurora Herrero, expresó que esta lucha «nos pertenece a todos y si no la hacemos entre todos no va a acabar ningún día». Además, Herrero alertó de que «no podemos desviar la mirada si vemos cualquier caso de violencia y mucho menos cuestionar cualquier tipo de violencia». 

Consultas. La violencia de género se traduce en un alto número de víctimas y, lo que es peor, cada número tiene un cara, una vida, una historia… Unas víctimas, además, que no son sólo quienes sufren directamente la violencia, ya que ésta afecta también a familiares, amigos y, en muchos de esos casos , a los propios hijos. Los Centros de la Mujer de la provincia registran hasta la fecha en lo que va de año un total de 2.935 consultas. Unos datos que evidencia la necesidad de seguir luchando contra esta lacra.