scorecardresearch
Jesús Fuero

TERCERA SALIDA

Jesús Fuero


'Choo, modooorro-a'

05/09/2022

La manipulación de las letrinas, eso que llaman medios de comunicación audiovisual,  es tremenda, manifiesta, y borreguil, los hay del rebaño de La Sexta, la recua de la cinco, la piara de la uno, o las sinfonías de El País, en la que el que no de bien la nota se le expulsa de la orquesta dirigida por el que antes decían «prisoe» tras el antenicidio popular. De las otras tampoco me fío. Y menos de la nueva ley que me quiere callar.
   Los borregos van al sitio que los pastores creen conveniente, siempre haciendo caso al gran mayoral. No se nombran a los cincuenta asesinados en una iglesia nigeriana si no es para distraer. No interesa la condena del rabadán de una comunidad, y nos hablan del calor o de la supuesta fechoría de un amante del Rey, pero no de las fechorías de los ministros que gobiernan. En estas estamos cuando lo que mas interesa a la mayoría de españoles es intentar llegar a fin de mes, sin pasar hambre, o intentando encontrar un trabajo que les dé para vivir dignamente. Poco se habla de lo que hace Cáritas. Que no sepa tu mano derecha lo que hace tu izquierda
   Ante tanta desfachatez, ante tantos borregos en rebaños, piaras, etc., algunos para poder mirarse a la cara y no sentir nauseas por haber vendido su libertad de pasto, pesebre, o elección de vereda o Cañada Real, están optando por el pasotismo, como si eso los salvaguardara de su falta de libertad. No se comprometen con nada, y pastan ajenos a la voluntad del rebaño, sin apartarse demasiado para así gozar de su protección, y cuando toca votar dicen que ellos no votan porque son todos iguales, porque les da igual, o dicen, creyéndose sabios, que da igual porque siempre van a gobernar los mismos.
   Se desprecia el estudio y se prefiere la diversión, lo superficial. Hay poco conocimiento y mucho adoctrinamiento, que es ahí donde nos quieren los mayorales. Las nuevas deidades son el cambio climático, la ideología de género, y suplantan a la verdad. Se manipula la historia y los idiomas no sirven para unificar si no para disgregar y formar más rebaños: los que tienen cuernos y los que no, los machos con pintas y las machas cornúpetas, los de los que babean y los que eñean. El desmemoriado y la desalfabetizada. En el hemiciclo se oye el ia, chuiiiita, modooorro, que dice el pastor, y que no tiene traducción, y para parecer que es un ser superior ahora lo traducen y gritan: por el bieen comuun cometee esos hierbajos; pieensa en lo bien que vives en el campiri; si subes y te enriscas conmigo yo te haré libre. Muchos de estos pasotas no me leen para no sentirse ofendiditos cuando los llamo borregos. Hay corderas que con dieciséis años tienen abortos, pero no les dejan votar. A abortar lo llaman libertad y al que no llegará a cordero, ni en los pastos podrá retozar le niegan el poder caminar. Defender la eutanasia ahora lo llaman defender sus derechos. Y a los que objetan y no quieren ser cómplices de estas prácticas abortivas o eutanásicas y se declaran objetores, a estos se les echan los perros: choo, chuta, y muérdele que se sale de del camino y esas mielgas no son para él. 
   Protegerán nuestros benefactores al lobo que nos mata, al cachorro del corzo que se come el sembrado, y al perro del vecino que no me deja dormir cada vez que cojo el sueño antes de irme a trabajar. ¡Hay que joderse!