scorecardresearch

Un milagro que es posible

Manu Reina
-

El Rebi Cuenca visita este sábado al Bjerringbro-Silkeborg con la difícil tarea de remontar una renta de cinco goles para pasar de ronda

Un milagro que es posible - Foto: Rebi Cuenca

El Rebi Balonmano Cuenca afronta (16 horas) el partido de vuelta de la primera eliminatoria previa a la fase de grupos de la EHF European League. Los chicos de Lidio Jiménez tienen por delante una complicada tarea, ya que llegan a tierras danesas en clara desventaja después de perder el duelo de ida por una diferencia de cinco goles (26-31). Esa renta negativa obliga a los conquenses a ganar al Bjerringbro-Silkeborg por seis goles para superar la eliminatoria o de cinco para al menos forzar la prórroga. 

El técnico del equipo, Lidio Jiménez, reconoce que es «complicado» superar la desventaja, pero «lo vamos a intentar e iremos con todo para luchar por el pase a la siguiente eliminatoria». Además, la plantilla ha preparado el partido durante toda la semana para, como mínimo, intentarlo porque remontadas de este tipo en el balonmano «se han visto muchas veces», avisa Jiménez. Los jugadores sólo tienen la mente puesta en este partido y no hay duda de que se dejarán todo en la pista danesa. Si el equipo consigue mantener el alto nivel que cuajó en la primera parte del partido que se disputó en El Sargal puede haber opciones, ya que fueron superiores al adversario. 

Lidio Jiménez valora también lo que cuesta llegar a estas eliminatorias previas de la EHF European League. Es un esfuerzo «no sólo a nivel deportivo, sino también a nivel económico», insiste. Es por ello que «también tenemos que disfrutar de la ocasión, pero sin dejar de dar lo máximo de nosotros», explica el entrenador. 

Pese a la cantidad de kilómetros que hay entre Silkeborg y Cuenca, la plantilla no partirá hoy en solitario, ya que «nos acompañarán aficionados de la furia conquense que no quieren faltar a la cita», anuncia el técnico, que reconoce que este apoyo «nos hace mucha ilusión».

No hay duda de que el Rebi Cuenca luchará con uñas y dientes por obrar el milagro y regresar a casa con un botín exquisito. La tarea es díficil, pero no imposible. Eso sí, llegar hasta aquí ya tiene mucho mérito y una derrota para nada empañaría el trabajo de este club que volverá a vivir una temporada ilusionante con muchos retos y objetivos por delante.