scorecardresearch

"El PSOE pone medidas para no dejar a nadie atrás"

Redacción
-

Los socialistas conquenses responden a las críticas del vicesecretario del PP de Cuenca, José Antonio Martín-Buro

"El PSOE pone medidas para no dejar a nadie atrás”

El PSOE de Cuenca valora positivamente la labor que están llevando a cabo los distintos gobiernos socialistas en un contexto muy complicado como el actual donde la invasión de Putin a Ucrania ha provocado una crisis global de materias primas sin precedentes y está afectando a todos los ciudadanos. Ante esto, tanto García-Page como Pedro Sánchez han puesto en marcha una serie de medidas para "no dejar a nadie atrás" que van desde el descuento en 20 céntimos en los carburantes, poner un impuesto a las grandes empresas eléctricas y petroleras o ayudar al sector agrario.

El PSOE de Cuenca ha querido recordar al vicesecretario del PP de Cuenca, José Antonio Martín-Buro, otros datos que no refleja en sus críticas como son las cifras de desempleo que tiene Castilla-La Mancha y Cuenca; ya que, desde que gobierno García-Page, se ha reducido justamente a la mitad el número de personas en paro y con una reducción que este año ha conseguido el segundo mejor dato de afiliación a la Seguridad Social, después de Baleares. En Cuenca se está siguiendo una tendencia similar con una bajada del 24 por ciento en el último año; todo esto en parte gracias a las políticas activas como los Planes de Empleo, esos que los alcaldes del PP piden en privado, pero del que Núñez reniega en público.

Los socialistas conquenses consideran muy curioso que ahora sean los líderes populares quienes salgan a la palestra informativa hablando de pobreza, los mismos que cuando gobernaron esta región con Cospedal a la cabeza, aplaudían los recortes en servicios sociales, el cierre de plantas de hospital, el despido de profesionales sanitarios, es decir, una política de recortes. Desde el PSOE tienen claro cuál es la receta que utilizan los populares ante cualquier crisis "austeridad o, mejor dicho, austericidio".

Frente a esto, los gobiernos encabezados por el PSOE demuestran empatía hacia la ciudadanía y quieren afrontar las dificultades que vienen con la intención de estar al lado de las clases medias y trabajadoras para que "todos juntos" podamos salir de esta terrible crisis global que ha llegado sin ni siquiera haber superado la pandemia del Covid-19. En cuanto a la comparación entre Paco Núñez y Emiliano García-Page están bien para una nota de prensa, pero en sus encuestas tienen bien recogido que la valoración que los castellano-manchegos tienen de su presidente es inmejorable y contrasta mucho con la del albaceteño que pide para esta tierra un ATC que no quiso para su pueblo.

Los socialistas han pedido al Partido Popular que deje ya este modo de hacer política de "acoso y derribo", ya que es una falta de respeto para los españoles y españolas que no hayan apoyado ninguna de las medidas propuestas por el Gobierno para reducir la inflación, que sigan instalados en su negativa de cumplir con la Constitución y renovar el poder judicial o que sigan utilizando el dolor de las víctimas de ETA después de que la democracia derrotara al terrorismo hace 11 años, por cierto, con otro presidente del Partido Socialista como Zapatero.

Además consideran sangrante que estas críticas vengan de Martín-Buro que durante la época de Cospedal fue el ejecutor de los despidos de sus compañeros y de la eliminación de programas que trabajan con los más vulnerables. En las pasadas elecciones municipales, sus compañeros no lo quisieron en las listas del Partido Popular para la ciudad de Cuenca, y tuvo que ponerse como paracaidista en Torrubia del Campo, un pueblo con el que no tenía ningún vínculo.