scorecardresearch

¿En qué estado estamos?

Leo Cortijo
-

El Pleno del Ayuntamiento celebra mañana el debate del estado de la ciudad, el último antes de la batalla final que se dirimirá en las urnas en menos de un año. Los diferentes grupos políticos llegan con los dientes afilados.

¿En qué estado estamos? - Foto: Reyes Martinez

¿En qué estado se encuentra la ciudad? La pregunta del millón. Dependiendo de los círculos sociales, las barras de bar y los sanedrines conquenses de los que uno se rodee la respuesta puede ser muy variopinta. Se puede pasar del negro al blanco en lo que dura un pestañeo. El ser o no ser en un  suspiro. Nuestro sino... Abordar este asunto y tratar de despejar la incógnita de esta ecuación será el objeto del primero de los dos plenos convocados para mañana en el Ayuntamiento. Además del ordinario del mes de junio, la corporación municipal afronta el debate del estado del municipio. En principio, el último, por cierto, antes de la batalla final que se dirimirá en las urnas en menos de un año. 

Por eso, cabe esperar que los cinco partidos con representación en la Administración local desembarquen en el Salón de Plenos con los dientes afilados. Unos, los encargados de regir las riendas de la ciudad, para defender la gestión realizada durante estos tres años de legislatura con sintonía cromática en todas las instituciones y poner en valor sus méritos. Otros, los responsables de la fiscalización del equipo de Gobierno, con la artillería cargada para tirar la línea y delimitar si esa alineación de poderes ha servido para mucho, para poco o para nada. Esperemos un debate en buena lid, con un argumentario de peso desde todas las trincheras y no el menosprecio de turno ni la justificación estulta o barata.

Y esperemos, también, que se ajuste a los tiempos y que sus señorías no se pasen de la hora. Más que nada, para no tener que trasnochar en la redacción. Y es que al término del primer debate y sin apenas solución de continuidad, se celebrará el penúltimo Pleno ordinario antes de las vacaciones de verano.

Entre otros asuntos, los 25 concejales del Consistorio tendrán que dar luz verde o no, eso depende, al reglamento que regula el teletrabajo para los empleados de la institución, al convenio de colaboración con la Diputación en materia de residuos urbanos o al dictamen sobre desafectación de una parcela en Villa Román II con la intención de trasladar la actual oficina de empleo que se ubica en el Parque de San Julián. Ante la coincidencia de las dos sesiones plenarias, los grupos políticos ya consensuaron un acuerdo para agilizar la maratoniana jornada y, de esta forma, solo se tratarán tres mociones con el objetivo primordial de terminar antes de que el árbitro pite el final.

En este sentido, el Partido Popular defiende una propuesta con la que busca que los trenes AVE, Avlo y Alvia con salida y llegada a Madrid hagan parada en Atocha y no en Chamartín o, en su defecto, se repartan los trenes entre las dos estaciones. Los populares también incluyen en la moción demandas «muy necesarias» para Cuenca y su provincia, como que los billetes Avlo low cost sean una realidad, así como solicitar a la operadora francesa de bajo coste Ouigo que contemple en la línea Madrid-Valencia una parada en Cuenca.

Cuenca, en Marcha!, por su parte, busca mediante su moción una revisión integral de la red de saneamiento y abastecimiento de agua de la capital. La formación cree «necesaria» esta medida tras reconocer Darío Dolz que los actuales problemas de socavones, cuya reparación está presupuestada en más de dos millones de euros, son consecuencia de la desinversión en dicha red durante años. La concejala de CeM!, María Ángeles García, lamentó que «a pesar de que ya se sabía que durante varias legislaturas, se sigue esperando a que se abran nuevos socavones para poner parches, lo cual provoca que la cuantía de la reparación tarde mucho más y sea mucho mayor».

Ciudadanos pretende «activar y programar» desde las diferentes concejalías implicadas y jefaturas de servicio una «campaña integral de sensibilización, concienciación ambiental y decoro en materia de limpieza». Entre los objetivos de la formación naranja está reducir el número de lugares de acumulación de residuos en las calles de la ciudad, fomentar y aumentar la participación ciudadana en materia de cuidado y limpieza del espacio público, fortalecer la coordinación entre los agentes sociales y privados, recoger sugerencias y aportaciones de la ciudadanía, organizar talleres de sensibilización y ofrecer información a pie de calle.