scorecardresearch

Comienza el viaje

Manu Reina
-

El Rebi Cuenca debuta esta tarde en Liga con su visita al Atlético Valladolid donde tratará de sumar los dos puntos y «empezar con buen pie» antes de recibir al Barca

Comienza el viaje - Foto: J.A. Lillo

El Rebi Cuenca comienza esta tarde una nueva andadura en la máxima categoría del balonmano español. Y es que los conquenses debutarán en esta campaña en la cancha del Atlético Valladolid (20,00 horas) con el objetivo de sumar los dos puntos que le permitan arrancar el curso con buenas sensaciones. 

Está claro que los conquenses tienen que reponerse cuanto antes de la eliminación de la European League, ya que tampoco hay mucho tiempo para lamentaciones. Mucho menos cuando este mismo sábado (17 horas) disputará la segunda jornada liguera en casa ante nada más y nada menos que el Barcelona.

El entrenador del Rebi Cuenca, Lidio Jiménez, reconoce que el equipo «no está en su nivel, pero tenemos que ir mejorando y ver hasta donde somos capaces de llegar en la campaña». Además, el técnico señala que «tenemos una plantilla larga donde todos los jugadores pueden jugar en defensa y en ataque». Es una noticia positiva porque la competición doméstica se puede hacer larga y siempre, por desgracia, existen lesiones y percances que hacen mermar a la plantilla. El fondo de armario será un papel fundamental. 

Una victoria a domicilio ante el Atlético Valladolid «nos daría confianza, ya que siempre es bueno empezar la Liga con un triunfo», incide Jiménez. Pero para lograrlo, la plantilla debe dar un paso hacia adelante y mostrar su mejor versión ante un conjunto pucelano que «ha hecho una gran pretemporada y se ha reforzado muy bien de jugadores», según afirma el técnico. 

Así, los conquenses buscarán su mejor versión en una campaña donde intentarán volver a soñar y coquetear con los primeros puestos de la clasificación. Al menos ese es el objetivo que se plantean, sin olvidar que el primero de todos ellos es eludir los puestos de descenso. Y, a partir de ahí, no dejar de soñar y mucho menos de pelear.