scorecardresearch

Cruz Roja Cuenca presenta su primera UVI móvil

Manu Reina
-

Avatel ha financiado íntegramente este vehículo sanitario, que es el primero que tiene la organización humanitaria en toda Castilla-La Mancha. Esta ambulancia de soporte vital es "un hospital con ruedas"

Cruz Roja Cuenca presenta su primera UVI móvil - Foto: Aurora Herrero

Los conquenses y vecinos de la región están de enhorabuena. Y es que Cruz Roja Cuenca presentó de la mano de Avatel su primera ambulancia de soporte vital avanzado, que es además la primera que tiene esta organización humanitaria en Castilla-La Mancha. Este tipo de unidad medicalizada cuenta con equipos de ventilación (oxígeno y dispositivos de aspiración) y diagnóstico (monitores y medidores) con los elementos para el traslado del paciente y su inmovilización (camillas y dispositivos inmovilizadores y paralizadores de diferentes partes del cuerpo) y está dotada de desfibriladores y equipamientos médicos, quirúrgicos y farmacológicos.

La presentación de este vehículo de soporte vital avanzado tuvo lugar en la plaza de la Constitución y estuvo dirigida por el presidente de Cruz Roja Cuenca, Pedro Roca, que estuvo acompañado por la directora general de operaciones de Avatel; Isabel Parreño; el alcalde de Cuenca, Darío Dolz; y la deportista y embajadora de Avatel, Mónica Plaza. También estuvieron presentes varias concejales y diputadas, así como un grupo de vecinos y miembros de Seguridad y Fuerzas del Estado, que no quisieron perderse este importante acto.

Pedro Roca agradeció que Avatel haya financiado la adquisición de esta ambulancia. Es un avance muy señalable para la solidaria entidad que, a partir de ahora, tendrá una cobertura aún mayor en cuanto a asistencia sanitaria se refiere. Además, el presidente provincial de Cruz Roja detalló que las negociaciones para tener este vehículo comenzaron hace un año y que «por motivos técnicos» se retrasó su inauguración hasta la fecha. «Hemos tardado más de lo pensado, pero ya tenemos esta ambulancia en Cuenca», explicó. 

actuaciones. La UVI móvil no sólo se utilizará en la capital conquense, que es donde tendrá su base principal, sino que se usará también para cualquier evento deportivo o macroevento que tenga lugar en todo el territorial regional. «Vamos a tener un servicio destacado allí donde pueda concurrir un peligro grave» porque lo primordial «es que pueda salvar vidas», destaca Roca. Así, Cruz Roja Cuenca trabajará codo con codo con las delegaciones vecinas para sacarle el máximo partido a este vehículo.

Por su parte, Isabel Parreño recalcó el compromiso y la implicación que tiene Avatel en la ciudad conquense. Y es que esta empresa, que es líder en el segmento rural y se sitúa como quinta operadora nacional, «se vuelca en patrocinios y ayudas para formar parte del día a día de la ciudad», señaló. Además, Parreño destacó que la vocación de su empresa es «quedarse en el lugar donde se traslada y ayudar en todo lo posible». Y es que este proveedor de servicios de telecomunicaciones ha costeado íntegramente esta ambulancia, que supone un servicio muy importante para la ciudadanía. La directora general de operaciones de Avatel deseó también que esta ambulancia «no se tenga que usar mucho» porque sería señal de que «no hay sucesos ni accidentes» y recalcó que con que «se salva la vida de una persona ya será suficiente para que esta adquisición haya merecido la pena».

Cabe destacar que esta UVI móvil se usará especialmente en eventos deportivos con el objetivo de que los deportistas dispongan de una atención médica rápida si fuera necesario. «Es una gran noticia el poder contar con esta ambulancia», subrayó la deportista Mónica Plaza.

Por último, el responsable provincial de socorro y emergencia de Cruz Roja Cuenca, Israel Monje, explicó con detalle que esta ambulancia es «un hospital con ruedas» y agradeció tener este servicio «tan necesario» en la provincia y en la región. Además, Monje explicó que en esta UVI móvil siempre irán cuatro personas, como mínimo, ya que aparte del conductor y el técnico de emergencias, siempre debe acudir «un enfermero y un médico».