scorecardresearch

"La violencia nace muchas veces del miedo"

Juana Samanes
-

Perfeccionista. La joven directora belga preparó este primer largometraje en siete años, cinco de ellos limando su guion para que comunicara lo que quería

"La violencia nace muchas veces del miedo"

Conmovedor e hiperrealista, así es el drama Un pequeño mundo, donde la joven directora belga Laura Wandel se acerca al preocupante problema del acoso escolar con una gran sensibilidad.

¿De dónde surge la idea argumental de este emocionante drama? 

Tenía ganas de colocar la cámara en la escuela, sobre todo en el patio, porque es donde comienza el aprendizaje social, la relación con el otro. Es un momento importante de nuestra vida y de nuestra construcción de identidad. Es la primera vez que nos vemos enfrentados a un microcosmos social, a la necesidad de integrarnos, del conocimiento del otro.

¿Le costó mucho esfuerzo narrarlo desde el punto de vista de una niña?

Rebusqué en mi infancia, en mis sensaciones de niña, fue muy importante para la escritura volver a los patios de los colegios y saber a qué juegan los niños actuales. Hablé con profesores, directores y niños.

La niña protagonista, Maya Vanderbeque, está maravillosa. ¿Fue complicado encontrarla?

Hicimos un casting, su madre la apuntó porque Maya siempre dijo que quería ser actriz. La niña de 7 años conocía el tema de forma muy leve, no les dijimos que preparasen nada. Y cuando Maya llegó me dijo «quiero aportar toda mi fuerza a esta película» y creo que ella, inconscientemente sabía, que la película tenía un mensaje importante. Cuando la vi delante de la cámara, era magnífico lo que ella desprendía.

¿El acoso escolar lo provocan niños violentos que traen esa carga desde casa o se produce en la escuela?

Creo que son ambas cosas, tiene varias raíces. La violencia siempre es una reacción a algo, cuando un niño tiene una herida dentro y nadie le ha escuchado, porque la violencia muchas veces nace del miedo. Al fin de al cabo, todos los niños tienen el miedo a la exclusión social, a no ser aceptados por sus compañeros.

¿Cree que la escuela es reflejo la sociedad que tenemos actualmente?

Absolutamente de acuerdo, lo que ocurre en el patio de un colegio es un reflejo de la sociedad. Cuando me preguntan, ¿qué debemos hacer en el colegio? Mi respuesta es que no hay que mirar solo dentro de los centros, sino mucho más arriba, en una sociedad consumista donde no hay tiempo para nada, se juzga antes de pensar, no se escucha al otro porque es fácil y más rápido. Todo esto gotea y se refleja en el colegio y los niños de ahora son los adultos de mañana, es un círculo vicioso, imparable casi.

El padre, los profesores, los responsables del centro todos intentan detenerlo pero sigue el acoso ¿tan difícil es pararlo?

Muchas veces la impresión que tienen es que no disponen de las herramientas adecuadas, es muy complicado. A los profesores se les forma para inculcar materias a los niños, pero no se les habla demasiado sobre cómo comportarse cuando suceden episodios violentos. No se les educa para enseñar la bondad, y la escuela debería ser un lugar donde comprender al otro y, desde el comienzo, hay mucha competitividad.

Me encantan muchos detalles de su película, por ejemplo que, como ocurre en la vida real, los niños hablan bajito cuando cuentan problemas. No sé si ha estudiado pedagogía porque entiende muy bien a los pequeños…

Trabajé en el guion con una pedagoga, los niños de la película nunca lo leyeron, enseñé a Maya a nadar, y eso me permitió crear un vínculo muy fuerte con ella y durante los tres meses de preparación de la película ellos me enseñaron muchísimo, y gracias a ellos comprendí perfectamente como entendían el colegio, el recreo y esos meses de preparación alimentaron mucho el rodaje.