scorecardresearch

La ofensiva catalana de Feijóo

Agencias
-

El líder del PP pone el foco en la región en vísperas de que se reactive la mesa de diálogo entre Gobierno y Generalitat la próxima semana

El gallego llama a poner fin a la de confrontación y al «espectáculo» de los políticos regionales. - Foto: K. Rincón (E.P.)

El PP tiene labor que hacer en Cataluña para recuperar espacio electoral de cara a 2023 y el actual presidente de la formación está decidido a ello, tal y como demostró este pasado fin de semana en la Ciudad Condal, donde ofreció su partido como cobijo político para aquellos ciudadanos en la región que se sientan «huérfanos de un espacio constitucionalista y catalán».

En su intervención en la clausura del XIV Congreso Provincial del PP de Barcelona, en el que Manu Reyes fue reelegido presidente provincial del partido con el 93 por ciento de los votos, Feijóo aseguró que este bastión es «determinante» tanto para la región como para el país y apuntó que nota una «corriente de fondo favorable» a los planteamientos del PP.

«Percibo que muchas personas están huérfanas de un espacio constitucionalista y catalán. Vamos a abrir nuestra casa y vamos a enseñar nuestra casa constitucionalista y catalana, que es el PPC», señaló. Además, reconoció que «no es fácil militar» en la división catalana de su formación, que en las últimas elecciones catalanas en 2021, tocó fondo al conseguir solo tres de los 135 diputados del Parlament y quedarse sin grupo parlamentario. Dadas las dificultades que experimentan los populares en Cataluña, según Feijóo, militar en el PPC «vale por tres» con respecto a otras fuerzas políticas.

En vísperas de que la Generalitat y el Gobierno de Pedro Sánchez reactiven la próxima semana la mesa de diálogo, para abordar las demandas del independentismo de «desjudicializar la política», el político gallego aprovechó para exponer su propio enfoque el respecto.

«El único truco indiscutible para desjudicializar la política es no cometer delitos, y así no hay ningún problema con la política ni con la justicia», zanjó el presidente del PP, que arremetió también contra los sectores independentistas que «coquetean con el entorno de Putin» y proyectan al exterior un «desprestigio» de Cataluña.

Frente a los «políticos que viven del rencor», él apostó por promover «una reconciliación social y una recuperación económica».

«Ni rencor, ni odio, ni división, sino esperanza y concordia. Pongamos fin a las políticas de confrontación», remarcó Feijóo, convencido de que los catalanes están «cansados del espectáculo» que ofrecen los líderes independentistas con sus habituales «divisiones y traiciones». Para el líder popular, el pacto constitucional de 1978 «es la pieza política más importante que ha suscrito Cataluña desde hace siglos, y por eso la vamos a defender», aseveró.