"La posibilidad de choque con un meteorito es poco probable"

J. Monreal
-
"La posibilidad de choque con un meteorito es poco probable" - Foto: Reyes MartÁ­nez

Astrónomo del Museo de las Ciencias de Cuenca

El pasado 18 de mayo, el Planetario del Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha vivió una jornada muy especial, enmarcada en la celebración del Día de los Museos.

Entre las actividades desarrolladas a lo largo del sábado cabe destacar la que tuvo lugar en el planetario del museo desde donde se conectó con el Gran Telescopio de Canarias, Grantecan, con objeto de poner en común los programas científicos que están ejecutando, los instrumentos usados o las condiciones meteorológicas durante las observaciones astronómicas.

«Una actividad que, como la mayoría de las que llevamos a cabo a lo largo del año, ha sido seguida por numeroso público», comentó José Maria Sánchez, astrónomo del Museo de las Ciencias y responsable del área científica del planetario.

¿Pudieron ver el famoso agujero negro del que tanto se habla?

La sesión no iba enfocada a ese aspecto. Lo que sí preguntaron muchos es qué es un agujero negro, y la respuesta es sencilla. Un agujero negro no es otra cosa que un objeto físico con una gravedad tan enorme que no deja escapar de él ni la luz. Dicho así es la manera mas simple de explicarlo y que sea entendible para los no iniciados.

¿Cuándo se empieza a explorar el espacio tal y como lo entendemos?

El primer punto de inflexión viene marcado por Galileo, que da un salto grande en materia de astronomía. Lo que es ya el espacio, hay que esperar al principios del siglo XX, momento en el que empezamos a medir objetos que están fuera de nuestra galaxia. Hasta el siglo XVII el universo conocido era simplemente la distancia que hay de la tierra al sol. Es decir, prácticamente nada comparado con los últimos avances tecnológicos.

¿Han establecido ya la posible edad del universo que conocemos?

Se han hecho cálculos en cuanto a magnitud y distancias de estrellas y se ha estimado que, más o menos, el universo tiene una edad de trece mil ochocientos millones de años, con un error de alrededor de cien millones, cantidad mínima si tenemos en cuenta las grandes magnitudes que se manejan. Los cálculos han sido posibles gracias al gran telescopio Hubble, y esperamos saber aún más con los nuevos instrumentos que están a punto de entrar en funcionamiento.

¿Cuál es el objeto más lejos ha llegado, enviado desde la tierra?

La señal más lejana la ha capturado Hubble. Hablamos de distancias visibles. Si leemos en otra longitud, la microondas es la más lejana que hemos conocido. En cuanto al objeto más lejano enviado desde la tierra al espacio, y que está todavía viajando, es la sonda Voyager

¿A qué se debe que haya aumentado tanto la tecnología espacial en los últimos 40 años?

El desarrollo tecnológico arranca mucho antes, en los años de la Guerra Fría, en la que las superpotencias compiten por ser los más avanzados en la conquista del espacio. En aquellos años se invirtieron cantidades brutales en estos programas, calculados en un 3% de su producto interior bruto, cantidad que no se ha vuelto a invertir en los últimos tiempos. Esta competencia feroz entre las potencias llevo a la ciencia a avanzar como no lo hubiera hecho en muchas décadas.

¿No cabe la posibilidad de que los avances se deban al intercambio de tecnología y de conocimientos científicos que provengan de fuera de la tierra?

No creo que así sea. Toda la tecnología es terrestre y viene marcada por unos tiempos muy concretos. Se podría haber marcado en otros momentos de la historia, pero tuvo que ser en la actualidad cuando ha venido el gran avance tecnológico a todos los niveles.

¿Descarta que haya vida inteligente en otros planetas?

No descarto que haya vida en otras galaxias, porque de hecho es lo más probable, aunque lo de inteligente ya es otra cuestión. Es posible que haya un proceso evolutivo y que en algunos lugares hubiera habido vida y haya desaparecido. Otra cosa es que haya entrado en contacto con nosotros para darnos tecnología y avances científicos.

Hablando de tecnología, ¿las creencias religiosas siguen chocando con la ciencia?

Van paralelas y no chocan siempre y cuando no las utilicemos como una variable en el proceso científico. Mientras cada una vaya por su camino no hay problema. Si metemos la variable de un ser superior que hace las cosas cuando le apetece, la ciencia lo desmonta porque la ciencia se rige por leyes físicas y éstas son tozudas.

¿No se llega a conclusión de que todo lo hizo alguien?

Por esa misma regla, la pregunta es ¿quién o qué puso a ese alguien ahí?. Si el universo lo puso ahí alguien, quien fue el que puso a ese alguien en ese lugar?. Los caminos son paralelos pero si los mezclas surgen las chispas y las controversias entre religión y ciencia.

Volviendo a la realidad mas cercana, ¿estamos en riego de choque con meteoritos que pudieran poner en peligro la vida en la tierra?

El riesgo existe, y cada día caen miles de objetos de pequeño tamaño que se deshacen al entra en la atmósfera. Para prevenir ese tipo de riesgos existen programas y una vigilancia permanente, así como cálculos que indican que puede suceder que algún objeto esté en rumbo de colisión con la tierra, pero a muy largo plazo como puede ser el año 2068. La probabilidad de que suceda una catástrofe se establece entre 1/1.000.000, con lo cual no hay que alarmarse.

¿Está preparada la humanidad para recibir la visita a la tierra de seres extraterrestres?

En esta cuestión me quedo con las palabras del gran científico Steven Hopkins quien respecto al envío de señales al espacio desde la tierra para que otras civilizaciones, si existen, entren en contacto con nosotros señalaba: Mejor que no nos detecten. Y lo razonaba por las experiencias que tenemos como civilización, que muestra claramente que la cultura más desarrollada conquistaba a quienes lo estaban menos, a costa de arrasar la cultura anterior. Todas las conquistas han sido siempre a favor del más superior, y casi nunca se ha conquistado de forma pacífica y para amigos. Hopkins fue muy claro en este sentido, y aseguraba que si algún día fuéramos contactados no sé cómo acabaría la raza humana.

¿Se sabe dónde está aquel famoso disco que se envió al espacio con canciones, diagramas e información sobre la tierra?

El famoso objeto lanzado para ver si alguien lo recibe sigue su curso viajando por el espacio, pero realmente se ha movido poco porque todavía está en el sistema solar. Para que salga de nuestro sistema, es decir de nuestra estrella, necesitará al menos, treinta mil año más, sólo para salir de nuestro entorno. En cuestiones de distancias, manejamos magnitudes enormes si la comparamos con nuestra forma de medir el tiempo. Treinta mil años son toda un eternidad.

¿Cree en los mundos paralelos?

Teóricamente hay unas opciones que se pueden utilizar, como son los llamados agujeros de gusano, o túneles en la curvatura del espacio-tiempo, a través de los cuales se podría hacer trampa, atajos, con los que nos moveríamos en nuestro propio universo e incluso si hay universos paralelos, poder viajar por ellos, La tecnología para llegar a estos extremos todavía está lejísimos. Es teoría y se sujete sobre el papel, pero del papel a la realidad hay mucho camino aún, y si los avances siguen, llegará el momento en que se podrán aplicar del mismo modo que se utilizan ahora de forma absolutamente normal las microondas u otros muchos descubrimientos que ahora vemos como algo muy normal.

¿Sigue el ser humano empeñado en llegar a Marte? ¿A qué se debe tanto interés?

Hay interés en la conquista de Marte porque sabemos que en alguna etapa de su historia hubo agua y eso indica la posibilidad de que hubiera vida, como sucedió en la tierra. Por la situación de Marte, al ser más pequeño, perdió su atmósfera y el agua, pero cabe la posibilidad de que haya aún fósiles e incluso quién sabe si bajo la superficie siga habiendo algún tipo de vida. En cuanto a la complicación de llegar a Marte, ésta radica en la vuelta, ya que as necesitaría combustible y aún más, un problema de convivencia durante un largo periodo de tiempo. Si las potencias se ponen todas de acuerdo en un proyecto único, en diez años se podría pisar la superficie marciana.

La luna vuelve a estar de actualidad 50 años después de que el hombre llegara al satélite más cercano a la tierra ¿A qué se debe ese interés? ¿Cree usted que se llegó realmente o fue un montaje como algunos se empeñan en afirmar?

Por supuesto que creo que se llegó por primera vez hace medio siglo, y hubo otras muchas más misiones que alunizaron. Los expedientes que hablan de la luna se han desclasificado y están al alcance de todo el mundo. Si como dicen algunos, todo hubiera sido una mentira, un montaje, ya se hubiera descubierto hace tiempo porque alguien lo habría contado. Creo firmemente en que nos han contado la verdad sobre los viajes lunares, no sé si toda la verdad, porque los fracasos no tienen tanta publicidad como los éxitos, pero sobre lo que no tengo dudas es de que el hombre ha llegado a la luna en varias ocasiones y no se ha dejado de explorar. De hecho hay proyectos para retomar los programas y poder volver a viajar y seguir explorando nuestro satélite, que cincuenta años después, mantiene vivo el interés del ser humano.

Usted está acostumbrado a mirar con el telescopio y buscar más allá de lo que la vista alcanza. ¿Le gustaría poder viajar y estar más cerca de los objetos que observa?

Por supuesto que me gustaría viajar, pero de momento me conformo con lo que hago, que es observar con los telescopios que tenemos en el planetario, y con el que me fabriqué hace ya muchos años, siendo estudiante, y que conservo en perfecto estado. Si algún día tuviera la oportunidad de poder viajar allá donde la vista no alcanza, seguro que estaría dispuesto pero, si me aseguran la vuelta...