"La lectura es una puerta abierta a la curiosidad"

J. Monreal
-
"La lectura es una puerta abierta a la curiosidad" - Foto: Reyes MartÁ­nez

Presidenta de la Asociación de Amigas de la Lectura de Cuenca

La celebración, un año más de la Feria del Libro, vuelve a poner de relieve la labor que llevan a cabo los diferentes clubs y asociaciones de lectores repartidos por toda la geografía regional y nacional.

Entre los colectivos de lectores y lectoras más veteranos de Castilla-La Mancha se encuentra la Asociación de Amigas de la Lectura de Cuenca, con sede en la biblioteca pública Fermín Caballlero.

Una asociación fundada hace más de veinticinco años, «como taller de lectura, y más tarde se convirtió en asociación», señala Pilar Jarque, su actual presidenta, quien valora muy positivamente la labor que llevan a cabo «y que pensamos mantener viva, porque la lectura no es sólo es un placer, sino una puerta abierta al saber, a la curiosidad y al conocimiento».

¿Cómo y cuándo empezó su contacto con la asociación de amigas de la lectura?

Mi pasión por la lectura arranca desde niña. No recuerdo el primer libro que cayó en mis manos, pero tuve la suerte de que en mi pueblo, un pequeño núcleo de la provincia de Teruel, había una buena biblioteca, en la que pasaba horas y horas. Los primeros textos, como es lógico, fueron infantiles, y poco a poco fui descubriendo otros géneros (aventuras, misterio, etc.) y otros autores. Me llamó la atención una autora, Enid Blyton, por sus personajes (niños) que vivían fabulosas aventuras plagadas de intriga. Pasado el tiempo, tras haber completado mis estudios, seguí leyendo todo cuanto caía en mis manos, y no sólo los textos obligatorios, sino que me empecé a interesar por los clásicos, tanto por iniciativa propia, como por sugerencias de los profesores que, como sucede en muchos casos, son los descubridores o impulsores de la afición a la lectura. Una vez ya en Cuenca, me acerqué por la biblioteca, pregunté si había alguna actividad para lectores y así fue como empecé mi toma de contacto con la asociación. Esto sucedió hace cuatro años, y desde entonces acudo asiduamente a disfrutar de todo cuanto se organiza en la asociación, fundada en 1987, siendo la segunda más antigua de cuantas hay en Castilla-La Mancha.

¿Es una asociación exclusivamente para mujeres?

Es una asociación abierta a todo el mundo, pero conformada mayoritariamente por mujeres ya que son muy pocos los hombres que pertenecen a ella, aspecto que nos gustaría que cambiara y los hombres se unieran a la asociación.

¿Qué fines persiguen?

El principal objetivo de la asociación no es otro que el de acercar la cultura a los adultos, fomentar la lectura y, a través de ella, fomentar las relaciones personales, interactuar y poner en común experiencias personales. Leer no es sólo disfrutar de un libro, sino compartir con los demás aquello que se ha leído y ver si existen coincidencias entre lectores.

¿Cuántos miembros componen la asociación? ¿Pagan alguna cuota?

A día de hoy somos 78 asociados y asociadas, aunque viene más personas a los talleres que se organizan aunque no pertenezcan a la asociación. En cuanto a las cuota que pagamos, es algo simbólico ya que la aportación es de 20 euros anuales. Lo que sí quiero resaltar es el impulso que, gracias a la biblioteca pública y a su anterior directora Begoña Marlasca, ha tenido la asociación. Sin su colaboración inestimable, muchas de las actividades organizadas no se hubieran podido llevar a cabo.

¿Cómo funciona la asociación? ¿Hay reuniones semanales?

La asociación como tal se encarga de organización de actividades a nivel general, como pueden ser visitas a centros, conferencias y charlas con autores, etc. Para organizar todos estos eventos, mantenemos reuniones periódicas en las que se barajan distintas opciones para componer un programa de actos. Al margen de la organización están los talleres de lectura , en los tres que existen, se lee un poco de todo, desde narrativa, ensayo hasta poesía. Nos reunimos semanalmente un día, durante dos horas y se lee un libro, que va rotando entre talleres. Tras la lectura, hay comentarios y puestas en común, lecturas en voz alta y del tema del libro y de la lectura de cada uno de los participantes se establece un diálogo basado en las pautas que nos ha marcado el coordinador. Es una manera de que todos participemos y demos nuestra opinión sobre el texto y los temas que nos ha sugerido.

¿Qué temas son los que más interesan a los lectores?

Todo depende del gusto de los lectores, pero en general interesan todo tipo de temas, tanto narrativa como ensayo, de autores diferentes, bien nacionales o extranjeros. El motivo de los talleres es la lectura, sin importar temática, ni tendencias. Se le presta mucha atención a los clásicos y también a los autores nuevos.

 

La mayoría de asistentes a los talleres son personas de edad avanzada. ¿Los jóvenes no se interesan por pertenecer a la asociación?

Realmente no hay mucho interés. La mayoría de socios rondan una edad que abarca desde los 65 a los 80 años, la mayoría, como es obvio, jubilados y de un nivel cultural medio-alto, porque hay muchos profesionales de la docencia y personas de profesiones liberales. En cuanto a los jóvenes, creo que deberían acercarse a la asociación, o bien acudir nosotros a los centros de enseñanza para hablarles de nuestra labor y que se interesaran por la lectura y participaran en los talleres.

¿Qué supuso la creación del Premio Glauka?

Un reconocimiento a nivel nacional de la labor de la asociación. La figura clave para darnos a conocer a todos los niveles fue José Luis Sampedro, autor de reconocido prestigio y quien se distinguió por su cariño y vinculación con la asociación. El Premio Glauka, que lleva el nombre de uno de los personajes de una novela de Sampedro, es el único premio que se concede a escritores (y antes a instituciones), en el que los jurados son los propios lectores que eligen la obra o el autor que más les ha gustado. En un premio que no tiene dotación económica y creo que ahí radica su importancia porque no se otorga por dinero, sino por prestigio y como reconocimiento a una trayectoria literaria consolidada y del gusto de los lectores.

¿Pensaron que la asociación llegaría a cumplir tantos años como lleva en marcha?

Cuando se acomete un proyecto de este tipo siempre se piensa en su continuidad. Así lo hicieron quienes pusieron en marcha esta iniciativa a finales de la década de los años 80, y que pese a las dificultades y a las altas y bajas que, como todo colectivo, se han ido sucediendo, seguimos empeñados en su continuidad. No dejamos de organizar actividades, los talleres siguen funcionando, y son el aliciente para continuar con la labor de difundir la lectura y procurar que cada día se lea más.

Hace poco tiempo que usted preside la asociación, ¿hay algún proyecto novedoso en marcha?

De momento estamos en la toma de contacto y continuidad con las actividades programadas y poco a poco surgirán iniciativas para tener cada vez mas asociados.