La Seguridad Social dio 10 ayudas para niños enfermos

I.M.
-

Al 31 de diciembre la provincia tenía vigentes 31 de estos procesos para cuidados con una duración media de 967 días

Imagen de las manos de una niña hospitalizada. - Foto: L.L.A.

La Seguridad Social reconoció en la provincia de Cuenca el pasado año la prestación para el cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave a un total de 10 padres o madres trabajadoras, según informa el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Además, según esta misma fuente, el número de procesos vigentes al último día del 2020 alcanzó los 31 con una duración media de disfrute de 967 días, al menos, en lo que concierne a los que finalizaron el pasado año.

En la región las prestaciones reconocidas en 2020 fueron 118 y el número de procesos vigentes al pasado 31 de diciembre, 282, mientras que la duración media de los procesos que finalizaron en 2020 en la comunidad fue de 539 días. La provincia castellano-manchega que se sitúo a la cabeza en prestaciones concedidas a los progenitores en 2020 para el cuidado de un menor con cáncer o con otra enfermedad grave fue Toledo con 41, seguida de Ciudad Real con 27, Albacete con 22 , Guadalajara con 18 y Cuenca con 10. Por otra parte, los procesos que estaban vigentes a 31 de diciembre eran 101 en Toledo, 62 en Albacete, 44 en Ciudad Real y Guadalajara, respectivamente y finalmente, 31 en Cuenca.

Como es conocido, este tipo de prestaciones, en vigor desde el 2011, son una ayuda económica que permite a los progenitores biológicos, acogedores o adoptantes, reducir su jornada de trabajo, en al menos, el 50% para el cuidado del menor enfermo.

De cara solicitarla, como recuerda el citado Ministerio, no es sólo condición que ambos progenitores estén trabajando, sino que, además, para percibirla deberán de estar afiliados y en alta en algún régimen de la Seguridad Social y tener cubierto el periodo de cotización mínimo requerido.

La Seguridad Social tiene un catálogo de aquellas dolencias que pueden dar lugar a estas prestaciones, pero también desde el 2019 existe la posibilidad de darse, por indicación expresa del facultativo correspondiente, en aquellos casos que el menor precisen de cuidados permanentes en régimen de ingreso hospitalario u hospitalización a domicilio.

Aunque, como se ha mencionado, la condición es que ambos progenitores trabajen, sólo se concede a uno de ellos, y la prestación quedará extinguida, o bien, cuando el menor cumpla los 18 años de edad, o bien, cuando cese la necesidad de un cuidado directo, continuo y permanente.