EN VERSO LIBRE

Francisco García Marquina


Los respiradores de la SEAT

31/03/2020

Los españoles estamos siendo sometidos a unas graves pruebas de supervivencia; es una invasión, no como la de los franceses como Napoleón, pero el invasor también es un bicho. Los franceses podrían haber sido nuestros amigos si en vez de avasallarnos nos hubieran pedido las cosas por favor. Pero no, tenía que ser a la fuerza.
El enemigo exterior ahora no es un humano, sino un microbio, que no tiene uniforme y no se le puede ver venir. Se cuela en nuestras vidas como un pensamiento o como una congoja. Nos entra por los oídos, por la nariz o por la boca y no nos deja respirar tranquilos. Mata a la chita callando. España ha sido invadida en infinidades de veces por pandemias como la peste, la gripe española y otras, y precisamente ésta es la invasión menos mortífera y para la que mejor preparados nos ha pillado; pero, en el fondo sigue siendo una guerra de invasión.
Al Estado lo ha pillado desprevenido, y los amiguetes y los asesores de los políticos no hacen más que dar explicaciones sobre los respiradores, las mascarillas de la Señorita Pepis, y los test de control del virus, que manda güevos. ¿Quién será el incompetente de negociar una tras otra de las compras que nos han salido ranas? Aunque la responsabilidad final sea del Ministro/filósofo de Sanidad, si tuviera lo mínimo que hay que tener y no estuviera implicado en un chanchullo de comisiones, ya tendríamos la cabeza de alguno en una pica. Parece sospechoso que no ruede ninguna cabeza.
El resto, como siempre, van de vodevil, incluyendo al señor Simón, que lleva diciendo lo mismo desde que hizo la primera comunión. Solo hay que verlo ya de viejecito diciendo lo mismo en los chat chistosos que circulan por ahí. Este es otro de los lunáticos que sabiendo que el virus se propagaba como la espuma y que la OMS había aconsejado la suspensión de espectáculos públicos, a su vez aconsejaba a su hijo, y lo ponía como ejemplo de valentía, que fuera a las manifestaciones si le parecía bien. ¡En qué manos nos has puesto Señor en esta ocasión! ¡Qué dura va a ser esta prueba! Pero bueno, los españoles hemos demostrado desde siempre que cuando más perdidos se nos creía, había una espita, un conglomerado de almas tartesas, íberas, celtas, romanas y visigodas, que afloraban por encima de las dificultades.
¡Un hurra por la SEAT! Ahí está la SEAT de Martorell que por iniciativa propia, y sabiendo más que don Simón de qué va la cosa, se ha puesto a inventar un respirador partiendo de su experiencia tecnológica, su buen hacer en las cadenas de montajes, y aprovechando el motor de un limpiaparabrisas. Va a fabricar 300 respiradores diarios, e incluso pueden aumentar la producción a 500. Por cierto, la televisión ha sacado al representante de la UGT como si fuera él y no la empresa el que haya tenido la iniciativa pero … si no tienen ni un 5% de afiliados!!! Seguimos con el estalinismo.