«Está claro quién ha trabajado y quién se apunta al carro»

L.G.E.
-
«Está claro quién ha trabajado y quién se apunta al carro» - Foto: Yolanda Lancha

¿Volvería a meter a Podemos en la Junta? Page declara a La Tribuna que mantiene la mente en blanco para el 27, pero apunta: «Hablar voy a hablar con todo el mundo, pero a estas alturas queda muy claro quién ha trabajado y quién se apunta al carro»

Lleva cuatro campañas seguidas, dos municipales por Toledo, dos autonómicas. ¿Queda algo que le sorprenda todavía en campaña?
No deja uno de sorprenderse del afecto y la sensibilidad de muchísima gente. Sí, me sorprende ver la cantidad de gente que se acerca por emoción, no ya por cuestión ideológica, sino por emoción familiar, personal, por problemas que han tenido y se han arreglado. Esta es una campaña en la que probablemente miro más a los ojos a la gente. Y eso me da mucha alegría. 
Esos vecinos que se le acercan antes y después de los actos de campaña ¿qué le dicen?
Incluso la gente más veterana del PSOE, que lleva muchos años, me dice que no deje de ser moderado y que no cambie la forma de ser, lo cual me alegra porque coincido. Y en segundo lugar, la gente sobre todo te dice que por favor, por favor que no vuelva Cospedal, que no pueden volver. Para mucha gente sigue estando muy presente, menos para Núñez. 
¿Hay más presión cuando se presenta para cambiar un gobierno, como en 2015, o ahora que busca la continuidad de su proyecto?
Dije la verdad desde el primer momento. Sabía que reconstruir el edificio demolido cuesta mucho más que ir adaptando o modernizando el proyecto. Lo cierto es que el ritmo de la campaña es muy diferente. En la anterior la gente me pedía que aguantara, que sobreviviera, que me protegiera de todas las persecuciones de Cospedal. Era un escenario de absoluta hostilidad, crispación, de odio. Ahora, aunque hay una parte de que no vuelvan, en realidad es un sentimiento muy positivo de seguir por este camino. 
El PP presume de gestión en la economía. Si aparecen los fantasmas de la desaceleración, ¿qué tiene pensado?
Todos los indicadores económicos nos dicen que estamos convergiendo cada día más con la media española en todo y que en muchos casos vamos muy por delante. Los cuatro años de Cospedal han pasado factura y han dejado lastrada incluso la propia autoestima. Pero yo creo que la región va razonablemente bien y además de la dinámica nacional, del viento general, vienen vientos propios. No nos conformamos con poner las velas para aprovechar el viento, sino que soplamos. Cospedal y PP no es que hayan gestionado bien, es que han destrozado. El tema del recorte social ha hundido más la economía. No solo recortaron residencias, es que acabaron con todas ayudas a los empresarios, con todos los estímulos a la contratación de empleo. Hundieron la recaudación de ingresos y lo único que hicieron es despedir a 23.000 familias. Lo que no consiguieron por ese lado, se fueron al banco a pedir la deuda. Debe de ser el único caso en el mundo que se ha duplicado la deuda en cuatro años, de 7.000 millones a 14.000. 
¿Qué hay que hacer para bajar el paro de la crisis? ¿Y qué hay que hacer para bajar el paro estructural?
Seguramente España tiene pendiente hacer una reflexión sobre los métodos de contratación, el mercado de trabajo y particularmente también sobre las cifras y estadísticas de empleo. Pero hay que hacer muchas cosas, no solo una. El avance de una economía no es una decisión mágica. Son muchas. Es una estrategia muy integral, que afecta a las infraestructuras, que pone al Gobierno como aliado del creador de riqueza, de la empresa y que al mismo tiempo las inversiones sociales no solo cumplan con su función moral y social, sino que sean también un acelerador económico. Ese círculo de economía público-privada, esa rueda que no puede pararse. Es la que he puesto en marcha y no se va a parar. 
En esa estrategia juega un papel clave la educación. Se ha invertido en profesionales, en infraestructuras, pero los indicadores de calidad educativa o de abandono no mejoran. ¿Por qué? ¿Hay que esperar? 
Cuando uno pone un escáner, una resonancia en un hospital, se nota inmediatamente la mejoría. En educación hay que verlo a medio y largo plazo. Los indicadores de hoy tienen su antecedente en los años anteriores. La educación no cambia de un día para otro, los profesores siguen siendo los mismos. Los destrozos que hace uno hoy se terminan notando al final de esa generación, ese es el problema. Es importante que haya un cierto consenso y no haya permanentemente cambios en el ámbito educativo. Pero en todo caso, yo creo que estamos encaminando el sistema educativo muy bien. No tengo una lectura tan negativa ni dramática. 
Con los proyectos de construcción de hospitales abordados en la legislatura que acaba ¿cuáles se van a poder abrir en la que viene?
Yo creo que todos. El de Toledo está ya prácticamente acabado. Los de Guadalajara y Cuenca van muy avanzados. Está en proceso el de Puertollano, que estaba sin hacer prácticamente nada, y el de Albacete también. En Albacete se culminaba una primera fase pequeña, ahora se están haciendo la fase de demolición de otro de los módulos y al mismo tiempo está en proceso de licitación el proyecto definitivo del nuevo hospital. Es un nuevo hospital en el mismo sitio. Me molesta la demagogia de los que piensan que simplemente es una remodelación.
Es clave la financiación autonómica para competencias como Sanidad, Educación, Servicios Sociales...
Es imperioso. Solo en dependencia la deuda acumulada pasa de los 400 millones. En algunos casos es objetivable, no es un deseo inventado. Son compromisos firmados que se han incumplido. Esto pasa de castaño a oscuro. El problema de Cataluña también ha afectado al  microambiente que se necesita para negociar con lealtad y no uno a uno. No queremos negociaciones bilaterales, sino negociación colectiva donde se racionalicen los parámetros. No es lo mismo prestar los servicios públicos en regiones grandes con poca población a quienes pueden meter todo sus servicios en la misma calle.
En esta campaña está haciendo muchas referencias al Gobierno de Cospedal y habla de Núñez como su sucesor, ¿qué le parece de rival?
Cospedal se fue no solo por el desastre de sus resultado en las primarias del PP, sino por los problemas de apariencia y de responsabilidad en la corrupción y financiación que todos conocemos. Me temo que además van a seguir apareciendo noticias. Sería muy deseable que alguien quisiera explicar el papel de quien fue director de seguridad de Cospedal estos cuatro años en Fuensalida. Está siendo investigado en connivencia y complicidad con Villarejo. Es la piedra de toque de un posible enorme escándalo, que podría explicar otros. Eso es una bomba de racimo en potencia. 
Yo creo que ella, antes de tener que irse, impuso a Paco. Hoy la mayoría de los dirigentes del PP no hubieran apostado por él. Lo hicieron porque se lo ordenó Cospedal, que además tapó alternativas posibles. Pero dicho esto, él es el responsable y por tanto para mí no solo tiene la legitimidad, sino también el respeto. 
Precisamente uno de los argumentos que esgrime en contra de Paco Núñez es la tibieza en la defensa del agua. ¿Espera que esta legislatura sea la definitiva para el trasvase?
Con Paco Núñez hablamos de posibles acuerdos, pero luego estuvieron dando largas a todas las conversaciones y a todas las reuniones. Llevamos una base de negociación a pactar en las Cortes y se retrataron negándolo todo. Con lo cual, a partir de ahí, hay muy poco de discutir con quienes no es que jueguen con tibieza, es que juegan con hipocresía. Cuando hablan con la gente aquí en Castilla-La Mancha defienden el agua, pero hacen todo lo contrario. Están totalmente entregados a la causa de Murcia, por debilidad, por complejo o por lo que sea. Casado repite por activa y por pasiva que si de él depende, van a hacer muchísimos trasvases. Y aquí  le ríen la gracia. Yo no solo no lo haría si lo dijera Pedro Sánchez, sino que además Pedro Sánchez no lo dice. 
¿Hay agua suficiente para que la cabecera del Tajo tenga su desarrollo turístico, para que haya regadío y caudal ecológico?
Por supuesto. Si no la hubiera, no se la estaría llevando. Si el trasvase, cuando ha estado parado, ha sido cuando por condiciones climatológicas no había recursos. Lo que no hay es agua suficiente para poder utilizarla en la región con todas nuestras necesidades y para que se la lleven. Ese es el tema. 
¿Se plantea reformar la Ley Electoral la siguiente legislatura?
Sin duda. Esta ley es una barbaridad. Está hecha con la peor intención y la más torticera. El plan Ibarretxe estaba hecho con más consenso. Me hace gracia cuando hablan de golpe democrático a Cataluña, que estoy de acuerdo además, pero vamos, el golpe que le dieron al Estatuto de Autonomía y a la estabilidad constitucional fue tremendo. Literalmente Cospedal me dijo que iba a hacer una ley para ganar sin necesidad de esforzarse y que no lo iba hablar con la oposición, pero con esa cara.
En campaña se ha marcado como objetivo la mayoría absoluta. ¿Es posible en estos tiempos?
Yo creo que la ley de la que hablamos hace muy difícil imaginar eso. Yo no me pongo en ese escenario fácilmente aunque es evidente que todos lo deseamos. Es uno de los grandes efectos torticeros de la Ley de Cospedal. Estaba pensada para impedir que entraran las minorías con la consecuencia atropellada de que solo un diputado, si consigue entrar, manda mucho más que las mayorías. Es una ley hecha con una intención tramposa. Si hubieran podido hacer con las urnas lo que han hecho con los ordenadores de Bárcenas, lo habrían hecho.
Después de la experiencia de esta legislatura con Podemos, desde el rechazo de los presupuestos a este final de campaña. ¿Le volvería a ofrecer la Vicepresidencia a García Molina si de ello dependiera gobernar?
La mente la tengo totalmente en blanco sobre lo que puede pasar a partir del 27. Y además deliberadamente. No trabajo para calcular los resultados de los demás. A lo mejor voy a tener una mayoría suficiente y sólida. Hablar voy a hablar con todo el mundo, pero lo cierto es que a estas alturas queda muy claro quién ha trabajado y quién se apunta al carro. 
Esa estrategia de no pensar de antemano sobre el 27, ¿la aplica también para las palabras de Picazo cuando hablaba de producir un cambio? 
Pone de manifiesto lo que yo he planteado estos días, que Podemos pedir el voto para que yo no gobierne con Ciudadanos, haciendo de su capa un sayo, porque yo tengo la intención de poder gobernar si necesidad de pactar, menos aun de alquilarme, y Ciudadanos pide el voto para que yo no pacte con Podemos. La propia expresión de Picazo puede hacer presidente perfectamente a Paco Núñez y gobernar con Vox, con el modelo de Andalucía. 
En sus mítines alerta de que Vox puede ser clave como en Andalucía. Su candidato era hasta la fecha  desconocido. Después del debate en la televisión ¿le da miedo Daniel Arias como diputado?
El caso de Daniel es distinto a otros por la razón de que yo conozco a su familia. Su hermana ha sido profesora de mi hijo, así que tengo un concepto personal y no estoy dispuesto a cambiar mi opinión. Creo que en Vox da un poco lo mismo los candidatos. Me da la impresión de que manda Abascal y está mal vista incluso la pluralidad. Hay un candidato porque tiene que haberlo, porque no se puede presentar Abascal en todos los sitios. 

 Yolanda Lancha
- Foto: Yolanda Lancha