scorecardresearch

Cuenca es una fiesta

Redacción
-

El desfile de las peñas y el pregón dan inicio a cinco intensas jornadas de fiesta

Cuenca es una fiesta

«Mateos, mateas, conquenses. Mucho ha pasado desde la última vez que los arcos de este Ayuntamiento vibraron con vuestras danzas y cánticos, símbolo inequívoco del inicio de vuestras vaquillas. Muchos días, meses y años en los que, tras largos silencios, hoy podemos y debemos expresar nuestra alegría y disfrutar de la fiesta». Así, destapando las ganas que todos los conquenses tenían de que volviesen las fiestas de San Mateo, inició el secretario general de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional y delegado gubernativo, Fernando Herranz, el esperado pregón con el que el pasado sábado arrancaron oficialmente los festejos que se prolongarán hasta el próximo miércoles. Un pregón «participativo» como prometía en las páginas de La Tribuna y con un toque rockero, con Rosendo y sus Maneras de vivir como estandarte. 

En su intervención desde el balcón consistorial no faltó el recuerdo también «a aquellos que nos dejaron, sin decir nombres. Todos tenemos a alguien al que echaremos de menos en las carreras, almuerzos, comidas y cenas; y por ellos solicito, mirando al cielo, que nos vean, que cantéis un San Mateo que resuene en las estrellas, que sepan que están aquí». Le hicieron caso los cientos de peñistas, conquenses y visitantes que asistieron al acto y resonó un cántico que, seguro, se oyó desde el cielo.

Herranz se mostró orgulloso del «oficio de pregonero» que, según subrayó «este año comparto con el real de madero». «Madero de la Policía Nacional, pero madero rockero», apuntó. Y precisamente en su condición de miembro de un Cuerpo de Seguridad del Estado pidió «ayuda» a todos para disfrutar de las fiestas «con cabeza». «Disfrutar, reír y sentir. Son nuestras maneras de vivir», enfatizó parafraseando a Rosendo, en un grito que repitió en varias ocasiones durante el pregón, logrando además la comunión con el público que respondió cantando los versos del mítico rockero madrileño. Unas «maneras de vivir» que, según remarcó Herranz, incluyen el respeto a las mujeres: «Respetad a las chicas y no permitáis que nadie vulnere su integridad», les pidió a los «jóvenes varones». El aplauso de la Plaza Mayor fue unánime ante el mensaje del pregonero.

Cuenca es una fiestaCuenca es una fiestaEn su discurso, tuvo agradecimientos para sus amigos, familia y todas aquellas personas involucradas en la fiesta matea, mencionando también a «aquel Alfonso, el octavo, el cual hace casi ya mil años ordenó de celebrar, con suelta de toros bravos, la toma de la ciudad». Y hubo un pequeño tirón de orejas también para los políticos, a los que les exigió trabajo y constancia para que «este pueblo avance y mejore».

El pregón finalizó «avisando» al «maestro Aguilar, que coja ya su batuta» y a «Rubén, Raúl, los de cuadras, id preparando el portón, las maromas y las vacas, que en poco tiempo empezamos. Y vosotros, maromeros, id calentando esas piernas». Todo antes de volver a parafrasear a Rosendo y lanzar los tradicionales vivas a San Mateo y a Cuenca.

RECONOCIMIENTOS. El acto, que ha sido presentado por el cronista oficial de la ciudad, Miguel Romero, y en concreto el pregón por quien fuera pregonero en 2019, Luis Guijarro 'El Tata', sirvió también para entregar diversos reconocimientos.

Por parte del Ayuntamiento de Cuenca a Pedro Malo García por su dedicación durante más de tres décadas a la Vaquilla de San Mateo; a José Calleja Solera, quien a sus 81 años ha estado más de 30 en la Bajada de San Miguel con sus patatas asadas «salvando a más de uno»; y al Personal de Cuadras, conformado por Óscar Contreras, Jacinto Silva, Rubén Silva, Raúl Soria, Ismael García, Diego Abarca y Adrián Rodríguez, por su trabajo fundamental en el desarrollo del festejo taurino de la Vaquilla Enmaromada de San Mateo. Reconocimientos que fueron entregados por el concejal de Festejos, Mario Fernández Yepes; por el vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro; y por el alcalde de Cuenca, Darío Dolz, respectivamente.

La Asociación de Peñas Mateas entregó, por su parte, reconocimientos a la Banda Municipal de Música de Cuenca por su 125 aniversario, que se celebró en 2020 pero por la pandemia no se pudo celebrar; y al cronista oficial de la ciudad, Miguel Romero. El presidente de las Peñas Mateas, Javier Benayas, hizo entrega de los mismos junto al primer edil.

Finalmente, la Peña Los de la Fuente de los Canónigos concedió el Premio al Mejor Corredor de 2019 a Carlos Peñuelas Ferreros, siendo entregado por Daniel Peñuelas.