scorecardresearch

Oca compostelana

Manu Reina
-

Emilio Morales, Amparo Gómez y Mari Carmen Ayllón crean una peculiar adaptación del juego de la oca con una ruta del Camino de Santiago que cuenta con 63 artísticas casillas

Amparo Gómez y Emilio Morales presentan el peculiar juego de la oca - Foto: Reyes Martínez

Partir rumbo desde Cuenca con destino a Santiago de Compostela es ahora más sencillo y, especialmente, más divertido y entretenido. Es gracias a un nuevo mapa interactivo que pone a prueba la suerte de cada uno y facilita el trasiego por diferentes municipios, puentes, monumentos y aventuras hasta llegar a la ciudad gallega. Esta guía tiene además forma de tablero y cuenta con una especie conocida por los fanáticos de los juegos de mesa como eje: la oca. Tan sólo hay que agitar el cubilete, lanzar los dados y mover las fichas. El siguiente paso es hacia adelante para empezar a completar esta expedición inigualable. 

Todo parte de la idea de tres personas que quisieron estampar una de las rutas del Camino de Santiago en un tablero, concretamente como juego de la oca, con tal de hacer la iniciativa más divertida. Y hacerlo partiendo tomando Cuenca como punto de partida. Así, el conocido artista Emilio Morales, junto a su mujer Amparo Gómez y la también artista Mari Carmen Ayllón, dieron forma a esta ingeniosa y curiosa idea. Eso sí, para confeccionar este entretenido mapa han tenido que pasar cuatro meses con la dificultad de poner en coordinación a 63 pintores y aficionados. «Cada uno de ellos ha escogido una casilla del tablero para dibujar un puente, una iglesia, un arco o un palacio, entre otros elementos», detalla Morales, que es quien ha dibujado el Hospital de Santiago de Cuenca, que simboliza la casilla número uno y, por tanto, el punto de partida del viaje. 

La meta, a la que intentarán llegar todos los jugadores después de un duro y exigente recorrido, es la Catedral de Santiago de Compostela, cuyo dibujo es obra de Mari Carmen Ayllón. El resto está elaborado por artistas de diferentes edades donde también se han sumado niños que han esbozado sus propias ideas. «Hemos trabajado minuciosamente con mucha gente de diferentes pueblos de la provincia y de la capital para dar forma al juego de la oca», especifica el coordinador. La iglesia de Chillarón, el Ayuntamiento de Villar de Domingo García, el castillo de Torralba o el puente de Albalate de las Hogueras son algunos de los muchos elementos incluidos en esta hoja de ruta.

Los tres promotores han creado un mapa a gran escala que puede verse en el establecimiento Marcos Garrote. Esta obra tiene todo tipo de detalles y cuenta con todos los pasos que tiene que hacer cada valiente para saltar de oca a oca, evitar pasar por el laberinto o caer en la posada, cárcel o pozo, así como, por encima de todo, no mover ficha hasta la calavera, ya que obligará a empezar desde el principio. Pero también el jugador puede saltar de un lugar a otro si utiliza los puentes o los dados. Ahí la suerte y la destreza para tirar juegan un papel fundamental. «Tiene el mismo rol que el tradicional juego de la oca por lo que es muy sencillo entender cómo funciona y no cabe duda de que es muy entretenido», recalca Gómez, que es la que puso en marcha esta iniciativa después de llevar «mucho tiempo con la idea de hacerla realidad, pero que por diferentes cuestiones no ha sido hasta ahora, cuando la hemos elaborado de verdad con un gran resultado», añade. 

Sin embargo, «la idea es que cualquier entidad o organismo se quede con la obra y pueda exponerla en un espacio público», asegura el artista Morales. Por lo tanto, se abre un periodo para propuestas, sugerencias e ideas de lugares donde podría exponerse esta obra. «Puede suponer además un reclamo turístico porque hay muchas personas que realizan el Camino de Santiago», ensalza Gómez.

 Aunque también existe la posibilidad de comprar un ejemplar a menor escala para directamente jugar, ya que incluye unos cubiletes y dados, además de una guía de normas de juego y un listado de cada una de las 63 casillas con una detallada descripción del autor de cada una de ellas y el elemento dibujado. «Queríamos que la gente pudiese usarlo como juego y eso hemos conseguido», subraya Gómez.

Esta hoja de ruta es divertida, entretenida y también tiene un aspecto informativo, ya que ensalza históricos y turísticos de diferentes provincias. Tan sólo queda dar un paso al frente y completar este recorrido a pie. Y en cada descanso, lanzar los dados con un poco de suerte para seguir avanzando.