A SALTO DE MATA

José Luis Muñoz


La vida es un teatro musical

21/09/2020

El Teatro de Rojas de Toledo inicia su actividad en estos días de septiembre, poniendo en marcha las XXVIII Muestra de Teatro Clásico Toledo Siglo de Oro, el ciclo titulado Teatro y Danza en Familia y otros espectáculos fuera de ciclo, mientras que el Auditorio del Palacio de Congresos El Greco, reabre a fines de septiembre. En el Teatro Circo de Albacete se puede ver el día 3 de octubre a la Compañía Nacional de Danza con obras de Balanchine, Alexei Ratmansjy y Nacho Duato, a la que seguirá el día 8 La Celestina, un singular espectáculo de literatura y flamenco y el 9, en el Auditorio de Albacete, La mujer en la ópera, concierto en vivo con la Orquesta Orfeo.
El Teatro Quijano, de Ciudad Real, arrancará el 24 de octubre con Miss Dalloway, de Virginia Woolf, con Blanca Portillo en el papel principal. También está ya activo el Corral de Comedias de Almagro. El pasado sábado pusieron el anhelado cartel de «no hay entradas» para ver La discreta enamorada, de Lope de Vega; el día 19 pondrán en escena El juez de los divorcios y El retablo de las maravillas, dos entremeses de Cervantes y el próximo 26, Gangarilla. El día del acabóse, una fábula cómica inspirada en varios textos del siglo XVII. El Gran Teatro de Manzanares ofrece una programación doméstica, que empezó el día 5 con Play. Danza familiar y siguió el 10 con un concierto de Mar del Norte mientras que el día 23 se pondrá La niñera fantástica, un musical familiar. El Teatro Salón Cervantes, de Alcalá de Henares, presenta este fin de semana Andanzas y entremeses de Juan Rano, un comediante del Siglo de Oro, seguido, el día 20 del infantil Rossini en la cocina y el 25 de un concierto dedicado a Beethoven, a cargo de la Orquesta Ciudad de Alcalá.
En Madrid, como es imaginable, el repertorio de propuestas es inagotable e inalcanzable en estas pocas líneas. Para mi gusto destaco La fiesta del chivo, dirigida por Carlos Saura según la novela de Vargas Llosa e interpretada por un Juan Echanove que, dicen, está genial. En el Fígaro puede verse Escape Room, en el Teatro de las Aguas Cupido debe morir, en el Teseo El mago de Oz. En el Teatro Español empezaron con Con lo bien que estábamos, luego siguió Contarlo para no olvidar y ahora presentan Fariña, que estará hasta el 11 de octubre en una sala mientras que en la otra está Dosis del paraíso. Espectacular fue el arranque del Teatro de la Abadía, el día 4, con La gaviota, de Anton Chejov, a la que sigue, desde el 15, Delicuescente Eva y el 24 estrenarán Quijotes y Sanchos, de Carlos Tuñón. En el Reina Victoria están hasta el día 27 con Esperando a Godot y el 27 de octubre estrenarán La habitación de María, con la que Concha Velasco se despide (eso dice) de los escenarios.
Si cambiamos de género, podemos encontrar en el Teatro Real, desde el día 16, Un ballo in maschera, de Verdi, disponible hasta el 4 de octubre, pero este sábado, día 19, hay una cita excepcional, con Gustavo Duhamel dirigiendo la Novena de Beethoven. Al otro lado de la capital, en el Auditorio Nacional, desde el día 16 la Orquesta y Coro Nacionales de España está ofreciendo un ciclo de conciertos con la Noche en los jardines de España, de Falla y la Sinfonía número 1 de Beethoven. El programa se repite este domingo por la mañana. También es interesante la cita del próximo día 29, organizada por la Fundación Scherzo con el gran Pierre Laurent interpretando al piano dos sonatas de Schubert y Beethoven. Y en otro lugar, el Teatro de la Zarzuela, María Bayo actuará el día 27 con un programa que ha titulado Ecos barrocos. Hay una pandemia, sí, pero los seres vivos quieren hacer eso, vivir. Lo que incluye ir al teatro, al cine y a los conciertos.