Tiempos de swing

Sonsoles Arnao


Un autobús

20/07/2020

Ensimismada en mi estudio, en la planta de arriba, o como dirían mis vecinos más mayores, en la troje. Arranca la mañana, los niños aun duermen y el silencio es interrumpido por esa musiquilla que anticipa un mensaje importante por megafonía. Como de otro tiempo. Es el pregón municipal.  «Se comunica que….». Ya no hay pregonero, ni «por orden del señor Alcalde», pero la era de la información instantánea, de los medios de comunicación online y las redes sociales, de las apps que ofrecen servicios municipales se combina con aquel sistema de comunicación e información institucional antiguo. La administrativa municipal tiene entre sus funciones mantener informados a los vecinos y vecinas que no se han conectado y que saben, que cualquier cosa importante que pase en su pueblo, interrumpirá sus quehaceres por megafonía. Se anuncia la pérdida de un objeto importante o la recuperación del mismo, la puesta en marcha de alguna iniciativa de interés, actividad de ocio, el aviso del corte de agua durante horas por una avería, la relación de puestos de venta ambulante que un jueves han venido al mercadillo, o como en este caso, nos informan de la nueva normalidad en el servicio público de transporte. Se recupera, a partir de hoy lunes, el servicio de autobús a la ciudad. Sí, el servicio de autobús, un servicio. Y no es ninguna nueva normalidad. Es el único servicio de autobús que ya teníamos antes del confinamiento. Las gentes de Segurilla y nuestros vecinos de Montesclaros y Mejorada en la comarca de Talavera de la Reina, podemos ir a la ciudad en autobús, cogerle a las 9.30 horas  y volver al pueblo a la 13.30. Cuatro horas en la ciudad son suficientes. Además, qué más tiempo podrías necesitar si con este servicio no te da ni para ir a trabajar, estudiar, hacer gestiones administrativas, sanitarias, ni por supuesto una tarde/noche de ocio. Han pasado cinco días desde que los alcaldes de estas tres poblaciones se reunieran y exigieran la vuelta de esta línea de autobuses, Talavera -Hontanares, que actualmente es competencia del Ministerio de Fomento al ser interregional, ya que incorpora un municipio de Ávila. Otro problema añadido porque es la excusa perfecta para que el gobierno de Castilla-La Mancha no actúe y mantenga abandonados y desconectados a los habitantes de estos municipios con el centro urbano de referencia. Otro absurdo de las fronteras administrativas que reparten competencias provocando déficits y desatención en muchas zonas rurales. Esto unido a la privatización de este servicio público, que lo hace nada atractivo ni rentable para la inversión privada. El Gobierno de Castilla-La Mancha ha ejecutado planes de rescate de líneas y conexiones de transporte colectivo de viajeros que habían sido abandonados por la empresa Monbus en Cuenca, Albacete y Ciudad Real, invirtiendo hasta ahora cerca de un millón de euros. Y en este caso no importó que también fueran líneas dependientes del Ministerio de Fomento. Este es el día a día y la realidad en nuestros pueblos, más o menos despoblados, pero con claras carencias de prestaciones y servicios. Mientras, sus señorías discuten en la Comisión sobre despoblación en las Cortes de Castilla- La Mancha y Page se monta otro Pacto/Firma/Foto con agentes sociales ‘Contra la despoblación’. Veremos que nos depara esa Comisión y ese Pacto. Por el momento, en el pueblo, aquellos que en alguna ocasión cogerán el autobús para ir a la ciudad, ya saben por el pregón que ha vuelto la normalidad.