ESCAÑO CERO

Julia Navarro

Periodista y escritora


Entre todos

23/09/2020

Creo que nadie tiene la receta precisa para afrontar con éxito la pandemia del coronavirus. Pero esto no es excusa para que debamos conformarnos con que en estos momentos España sea uno de los países con mas contagios.

Y no, nuestros políticos ni han gestionado ni están gestionando bien esta tragedia. Sin duda es dificilísimo y como digo no hay una receta mágica con la que salvar la situación, pero eso sí, las cosas se pueden hacer mejor o peor.

No voy a enumerar los errores del Gobierno Sánchez porque son de sobra conocidos, como lo son los de algunos responsables de Comunidades Autónomas como es el caso de Isabel Díaz Ayuso en Madrid. Pero teniendo los dirigentes políticos la máxima cuota de responsabilidad en buscar la manera de amortiguar la pandemia, creo que también los ciudadanos tenemos que poner de nuestra parte. No basta con exigir que los políticos cumplan con la parte que les corresponde, nosotros también tenemos que cumplir con la nuestra.

Sin comportamientos cívicos es más difícil controlar la pandemia.

Y por mucho que irrite reconocerlo lo cierto es que muchos ciudadanos no están cumpliendo adecuadamente con las tres normas básicas para intentar no contagiarse o contagiar: el uso de las mascarillas, el lavado continuo de las manos o utilización de geles y sobre todo el mantenimiento de la distancia social.

Hay personas que no utilizan la mascarilla, otras que no se la colocan adecuadamente. Hay grupos de ciudadanos que se reúnen en un parque o un espacio público para disfrutar de un rato de ocio pero que no guardan la debida distancia, amén de no llevar la mascarilla puesta. Y eso pasa todos los días. Quizás porque tenemos muchas ganas de recuperar la normalidad y sobre todo porque el maldito virus es un enemigo invisible.

Si, seguramente cuando terminó el periodo de confinamiento muchos se relajaron a la hora de cumplir con las normas que nos pueden ayudar a intentar esquivar el virus. Esa es una realidad.

No se trata de que los políticos descarguen en los ciudadanos la responsabilidad de los aumentos de los contagios o que los ciudadanos echemos la culpa a los políticos por no hacer una gestión adecuada para combatir el coronavirus. Se trata en que unos y otros asumamos nuestra cuota parte de responsabilidad.

En que el Gobierno central asuma de una vez el liderazgo de la lucha contra la pandemia en vez de regocijarse en las dificultades de las Comunidades Autónomas, sobre todas en las que no son de su cuerda como es el caso de Madrid, aunque parece que hay un atisbo de esperanza de que el Gobierno de Sánchez y el de Ayuso se pongan a colaborar. También seria deseable que el Gobierno tenga como prioridad la pandemia y se deje de juegos florales haciendo política sobre asuntos que nada tienen que ver con la preocupación de los ciudadanos. Pero sin olvidar, insisto ,en la responsabilidad individual a la hora de cumplir las tres normas elementales que están a nuestro alcance: uso de mascarillas, lavado de manos, distancia social.

Si cada uno cumplimos con lo que esta en nuestras manos seguramente podremos superar antes los estragos de esta maldita pandemia.



Las más vistas

Opinión

12,00 euros

Unos textos que no suman ni dos folios son fiel reflejo de la ignorancia y falta de pulcritud que campan a sus anchas en estos tiempo