MUY PERSONAL

Francisco Muro de Íscar

Periodista


Preguntas que piden respuestas

06/04/2020

El presidente ha "descubierto" los Pactos de La Moncloa y ha tenido la genial idea de convocar a todos a un ejercicio de generosidad y unidad, como fueron los de hace cuarenta y tres años. En aquella ocasión, con una situación política de máxima inestabilidad y con una economía en bancarrota, los líderes políticos, que prácticamente no se hablaban y que tenían la misma experiencia democrática que Eva y Adán en el paraíso, tardaron solo cuatro meses, tras las primeras elecciones generales, en discutir, redactar y firmar unos acuerdos políticos y económicos que sacaron a España de una crisis galopante y nos pusieron en el camino hacia una democracia sólida. Solo habían transcurrido siete meses de la legalización del Partido Comunista. Nada de lo que somos hoy hubiera sido posible sin el ejemplo político y democrático de aquellos líderes, de aquellos partidos, de aquellos empresarios y de aquellos sindicatos. Se salvó la democracia y se evitó la fractura social.

Cuesta mucho imaginar quienes podrían ser ahora los Fuentes Quintana, Adolfo Suárez, Felipe González, Santiago Carrillo, Abril Martorell, Alfonso Guerra, Ramón Tamames, Calvo Sotelo, Miquel Roca, Juan Ajuriaguerra y, empujándolo todo, el propio Juan Carlos I. Si acaso, este último está perfectamente visibilizado en Felipe VI, aunque al Rey actual no le dejen jugar el papel que le corresponde constitucionalmente. Pero, ¿alguno de los políticos actuales resiste la comparación con cualquiera de los citados? En septiembre de 1977, Suárez y González se reunieron, acordaron caminar juntos, con lealtad y con generosidad, y en poco más de un mes, no solo ellos sino prácticamente la totalidad de los partidos y grupos sociales firmaron los Pactos. ¿Y ahora es posible?

En la gestión de esta crisis, el presidente del Gobierno ha mostrado sus carencias pero, sobre todo, su voluntad de caminar con la única compañía de sus socios de Gobierno que un día van en la misma dirección y seis en la contraria. Ni siquiera ha contado con sus socios de investidura a los que ha ignorado. Al líder de la oposición le ha llamado de Pascuas a Ramos en una operación no de información o de consulta sino de marketing. No cuenta con los empresarios, los autónomos o los colectivos profesionales. Y a los presidentes de las autonomías les ha utilizado como coartada. Ha hecho más ruedas de prensa que nunca, pero con preguntas filtradas y manipuladas por sus propios funcionarios, excluyendo el contacto directo con los periodistas hasta obligarles a no comparecer.

El presidente desoyó los avisos de los organismos internacionales, ignoró los requerimientos técnicos, reaccionó con tardanza, echó la culpa siempre a otros, cercenó derechos a todos y no ejerció nunca la autocrítica. Ahora que habla de unos nuevos Pactos de La Moncloa, ¿ha convocado ya al líder de la oposición para acordar una acción en común? ¿Tiene algún análisis de los distintos escenarios para la salida de la crisis? ¿Hay algún proyecto de Presupuestos para la Reconstrucción? ¿Ha formado grupos de expertos en las distintas materias para que ofrezcan respuestas a los problemas? ¿Cuenta con la oposición, los empresarios, los sindicatos, los autónomos, los colectivos profesionales para que formen parte de estos grupos? ¿Ha pasado algún informe, datos o propuestas a todos estos colectivos y les ha pedido que los contrasten con los ministros y técnicos del Gobierno? ¿Tiene algún calendario para que, el día después, todos, incluidos los ciudadanos, sepan lo que hay que hacer? ¿Sabe el presidente Sánchez lo que hay que hacer?



Las más vistas

Opinión

Verdes sí, pero no así

La Comisión de la Unión Europea plantea reducir el empleo de zoo-fitosanitarios y fertilizantes en agricultura, medida que supondría un descenso de producción y elevados costes