EL REPLICANTE

Alejandro Ruiz


En bici sin edad

En concordancia con lo que vengo a decir, vaya por delante mi felicitación a mi querido padre, Matías, que cumple mañana, como si nada y sin darse importancia, la escalofriante cifra de 93 años.
El bienestar de las personas mayores pasa también por modelos de atención que van más allá de un cuidado tradicional. El entretenimiento, la diversión, el esparcimiento, la relación con personas de distintos entornos y edades, la asistencia a lugares y eventos de la ciudad en la que conviven, o la normal participación como ciudadanos en la vida social. En definitiva, se trata de la ruptura con el olvido, el aislamiento y el encasillamiento, que les otorgue libertad, dignidad y poder de decisión.
No cabe duda de la necesidad de contribuir a aumentar la colaboración activa de las personas mayores y discapacitadas en sus familias, comunidades y sociedades a través de vías efectivas que garanticen su participación, teniendo en cuenta sus derechos y preferencias. La libertad plena la ejercen cuando pueden ser libres en sus acciones, en sus ideas y ocupaciones individuales o colectivas.
En esta línea, el Colegio Oficial de la Psicología de Castilla-La Mancha, acaba de suscribir un convenio de colaboración con la Asociación ‘En bici sin edad- Albacete’, cuya finalidad es la donación de un triciclo eléctrico adaptado para el desarrollo de trayectos recreativos y terapéuticos dentro de la ciudad de Albacete o en poblaciones de la provincia, cuyos beneficiarios serán personas de edad avanzada, personas enfermas, con discapacidad o dependientes.
Según sus representantes, ‘En bici sin edad (Cycling Without Age)’ es un movimiento ciudadano internacional con más de 1.600 delegaciones que,  abrazando los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, y regido por los principios de generosidad, calma y diálogo intergeneracional, favorece la inclusión social de personas de edad avanzada, enfermos, personas con discapacidad o en situación de dependencia, mediante paseos a bordo de triciclos con asistencia eléctrica gestionados por voluntarios; de esta forma, la actividad no sólo tiene una parte lúdica o recreativa, sino también terapéutica, ya que los usuarios rompen con su rutina por un rato y tienen la posibilidad de conversar con personas que no son las de su círculo habitual.
Para el Colegio Oficial de la Psicología de Castilla-La Mancha, dentro del universo de la Psicología, existe lo que se denomina ‘Psicología del Envejecimiento, reiterando que la Organización Mundial de la Salud señala la importancia de promover un envejecimiento activo, definido como el “proceso de hacerse mayor sin envejecer mediante el desarrollo de actividades físicas, sociales y mentales”, impulsando para ello, medidas orientadas a fomentar la participación activa de los mayores en la sociedad, garantizando así la mejora en el bienestar y la calidad de vida de estas personas.
Y en eso están.