PAISAJES Y PAISAJANES

Antonio Pérez Henares


Proteger a los sanadores

13/03/2020

En estos días de zozobra, porque no tenerla no es de valientes sino de inconscientes y bobos, y bastante de eso hemos tenido, me ha inquietado por encima de muchas otras cuestiones un asunto que me parece determinante. La protección de los profesionales de medicina, enfermería, auxiliares y en general todo el personal encargado de nuestros centros sanitarios. ¿Cómo proteger a nuestros sanadores? Porque es muy claro que si ellos nos faltan es cuando sí que vamos a estar en desamparo.
 Por ello me han preocupado, y cada vez me preocupa más, determinadas noticias que al respecto me han ido llegando. De manera directa incluso, pues han sido unos cuantos quienes ellos mismos se han puesto en contacto conmigo para hacerme ver su situación, su desazón y en la mayoría de los casos sus quejas, porque no han encontrado en este punto el apoyo necesario y trascendente por parte de los responsables políticos y administrativos que desde el primer día deberían haber tenido.
 Como habrán podido escuchar, aunque no hay porcentajes ni se ofrecen cifras, de continuo llegan noticias de infecciones, aislamientos y cuarentenas de personal sanitario. He conseguido una cifra. En Cataluña una cuarta parte de los afectados totales pertenecen al sector y en el País Vasco aún parece peor la situación, con multitud de casos y con centenares de personas de las diferentes profesiones sanitarias aisladas. Y he de decirles que en Castilla-La Mancha, aunque no ha tenido esa misma relevancia mediática la situación no es para nada buena.
Algunas cifras, incluso, puede que les asusten, pero alrededor de 80 personas vinculadas al ramo, solo en Guadalajara, han recibido la instrucción de permanecer recluidos en sus domicilios. Hay además más ribetes a tener en cuenta. Les pongo un ejemplo concreto. Un médico entra en contacto con una persona infectada. La recibe en consulta, la trata y cuando se hacen los test da positivo. El médico, el personal de enfermería y que ha estado en contacto sanitario con ella son aislados. Pero, si esa persona, de edad avanzada, por ejemplo, estaba en una residencia de ancianos, ¿qué sucede con el personal que allí la atiende y ha tenido un continuo, directo y tocante contacto con ella? Lo dejo como pregunta. Pero adelanto que es uno de los casos de los que he tenido información.
 Pero vamos a la pregunta esencial. ¿Están protegidos los profesionales sanitarios? ¿Disponen de los utensilios y vestimentas adecuadas? Les respondo: En absoluto. Pregunten no solo por las mascarillas, pregunten por los equipos de protección individualizada, pregunten por cuántos trajes existen en cada hospital y en cada ciudad incluso. Pregunten. Que eso sí que es grave. Porque les doy una cifra. Diez trajes, tan solo, me dijeron que había en el hospital alcarreño. Custodiados como un tesoro.
 Y viene la reflexión más hiriente. ¿Y por qué en todas estas semanas perdidas, porque lo han sido, no se han puesto los medios, para proveerse de ellos y de todo el material de protección mínimo y necesario? ¿Por qué esa no ha sido la esencial tarea que la Consejería de salud en este tiempo? ¿Acaso porque se ha caído en la boba complacencia del «aquí no pasa nada», «está bajo control» y no iba a llegar jamás a los extremos que en una rapidísima pero más que previsible progresión ha llegado?
 De otras cosas no, pero de esta negligencia, de esta falta de previsión en algo tan decisivo sí que creo que hay pedir cuentas a los responsables de no haber cumplido con su deber, porque eso era un deber inexcusable con toda la ciudadanía. Me parece lo más grave y espero que haya margen, aunque me parece que lo hemos agotado casi todo, tiempo para conseguir mitigar o paliar al menos y en lo que se pueda este error cometido. Un representante de la Organización Médica Colegial era así de contundente, Juan Martínez Hernández era así de claro: «No se hizo una compra masiva (a nivel nacional) de equipos de protección en los meses de enero, febrero que es cuando era claro que debíamos dar ese paso».
 Finalizo por donde empecé. ¿Si se nos enferman los sanadores quién va a atender a los enfermos? Ese va a ser, téngalo por seguro, el más importante problema que de ahora en adelante y en los días y semanas que vienen, vamos a tener que afrontar e intentar resolver como sea. Proteger a los sanitarios es premisa obligada para protegernos a todos.
Postdata.- Voces muy destacadas del colectivo médico piden como medida de emergencia que el Corredor del Henares y la capital alcarreña se incorpore a los protocolos establecidos en la Comunidad de Madrid, al ser de facto una zona con unas peculiaridades distintas al resto de Castilla-La Mancha, como es su conexión absoluta con Madrid.