RATAS DE DOS PATAS

Ángel Villarino


Los pueblos más bonitos

07/12/2019

Leo que Atienza y Pastrana están entre los diez pueblos más bonitos de España. Sería una noticia fantástica si no fuese porque la mayoría de los pueblos de España están ya entre los diez más bonitos de España. Hay más clasificaciones de pueblos bonitos que pueblos. Y da la sensación de que a lo más a lo que puede aspirar hoy un pueblo es a aparecer en uno de esos ranking, a engordar una casa rural o un restaurante para que entre en alguna lista creada por alguna institución, alguna revista, algún banco, algún club de lectores, alguna asociación.
Pero el problema es precisamente ese: que las instituciones, los bancos, los clubes de lectores y las asociaciones que contratan a gente para que haga cosas -también listados- no están en los pueblos. Ni siquiera elaboran sus benditos ranking desde los pueblos. Fíjense que hasta la Asociación de Los Pueblos más Bonitos de España tiene un teléfono de contacto de Barcelona.
Podemos clasificar los pueblos por su belleza, por su tamaño, por orden alfabético o por la altura de sus vecinos y vamos a seguir sin resolver el problema de los pueblos. Podemos ponerles AVE, autovías, la conexión a internet más rápida de Eurasia, parques infantiles, polideportivos, piscinas olímpicas, saunas mixtas, pistas de atletismo, helipuertos o aeropuertos. Y va a dar igual. Porque en los pueblos lo que falta es trabajo. Y sin eso, a lo más que se puede aspirar en la mayoría de los casos es al turismo y los cuidados paliativos.