LA PLUMA CONTRA LA ESPADA

José Manuel Patón


Modelo a seguir

25/03/2020

Consejos vendo que para mí no tengo. Este famoso refrán castellano no está mal recordarlo en estas circunstancias. Según las últimas informaciones publicadas, nuestra cúspide dirigente no acude a la Seguridad Social cuando le detectan el coronavirus, sino que se han ido a hospitales privados. La primera nuestra vicepresidenta que ha sido internada en la famosa Clínica Ruber, -que por cierto fue fundada por un manchego, Ruiz de apellido no tengo más datos-, Willy Toledo en la privada, Monedero en la privada, Begoña Gómez en  la privada, … la única que ha ido a la pública ha sido Esperanza Aguirre. ¿Acaso nuestra sanidad pública no es suficientemente eficiente? Pues no, como bien saben ellos porque hemos ido al rebufo de la enfermedad.
El dato que está manejándose es la diferencia de muertos en Alemania, un 0,4% de los afectados cuando aquí hay un 8% casi. ¿Cómo es posible? Pues no es posible, la única diferencia es que los alemanes han venido haciendo 160.000 test diarios, para saber donde están, y nosotros hemos hecho en total unos 55.000, de los cuales ha dado positivo 40.000. Pero ¿entonces? Pues entonces significa que nosotros no sabemos cuántos están contagiados. Si multiplicamos los 2.700 muertos españoles por el índice que corresponde al 0,4% que es 250, resulta que estamos infectados aproximadamente 675.000 españoles, de los cuales se muere un 0,4% igual que en Alemania, pues nuestro sistema sanitario no tienen nada que envidiar al alemán.
 La diferencia ha sido que los alemanes saben dónde están y nosotros no teníamos ni siquiera forma de hacer los test hasta que, a dos meses de empezar la pandemia, se les ha ocurrido al gobierno comprar 600.000 test que vendrán esta semana. Se distribuirán la que viene, donde ya auguro que va a ser una sorpresa la cantidad de gente infectada. Los alemanes al saber dónde estaban los infectados han puesto en cuarentena los lugares donde se encontraban y se han llevado enseguida a los enfermos a centros especiales sujetando la propagación. Pero aquí no se los han llevado porque el propio portavoz del Ministerio, hace unos días en un vídeo que se ha hecho viral y que es el cachondeo de toda España, dijo que como mucho iba a ver unos cuantos casos.
¿Cómo van a haber previsto las consecuencias unos dirigentes que dicen eso? Y para mantenerlo no prohibieron las manifestaciones del día 8, que las pudieron pasar de fecha hasta ver, y todos también estamos viendo los vídeos que se han hecho virales dónde aparecen sujetando la misma pancarta la mujer del presidente, la señora Calvo, y la ministra de Igualdad. Diez días antes de la manifestación la OMS recomendó que se suspendiera, pero con ese criterio negando la realidad, ni se suspendió ni tampoco se suspendieron los partidos de fútbol ni nada, y así nos va. Y eso sin entrar en por qué se critica a Amancio Ortega y a otras entidades por hacer donaciones. Hay que hacérselo mirar.