MUY PERSONAL

Francisco Muro de Íscar

Periodista


Argumentos maniqueos

No es solo el Partido Socialista quien utiliza argumentos maniqueos, disimulando -por no decir ocultando- la realidad. En este caso, se entiende porque se trata de justificar como sea un pacto que, durante la campaña electoral, se negó que se pudiera producir. Y porque hay que alcanzar el gobierno como sea y al precio que sea. Otra cosa es que desde tribunas "independientes" y desde posiciones de influencia se trate de colarnos gato por liebre.

Por ejemplo, se dice que "la interinidad del Gobierno es lesiva para el país e impide reformas de calado". Sin duda. Pero ¿es más lesivo o menos un acuerdo con quienes han intentado dar un golpe de Estado y lo que exigen es la independencia, el derecho a la autodeterminación, la libertad de los presos, la burla de la justicia y el control de los jueces? Y, además, ¿cómo se pueden hacer reformas "de calado" si para ellas se necesitan ineludiblemente los votos del Partido Popular?Uno más: "la interinidad reduce la gestión gubernamental al despacho de asuntos menores y amenaza con provocar una parálisis del sistema constitucional". Sin duda. Pero, ¿quién es responsable? ¿No sabía Sánchez que, al no llegar a un acuerdo, primero con Ciudadanos, después con Podemos, formar un Gobierno solo servía para "estar" en el Gobierno y no para gobernar? España sigue necesitando un Gobierno que pueda gobernar. Es muy dudoso que, aunque Sánchez logre la investidura, pueda gobernar. Y si lo hace tendrá que ser pagando precios muy altos.Tercero: "lo urgente es, una vez constituidas las Cámaras es investir un candidato a la presidencia". Tras hacer pasar por una situación de ridículo institucional al Rey de España -quien tiene la llave del Gobierno de Sánchez rechaza acudir a Zarzuela- e ir a negociar a Barcelona, ERC dilata el proceso y exige contrapartidas que, seguramente, no pueden hacerse públicas porque sería un escándalo. Pero, insisto, aunque ERC invista a Sánchez, después de embestirlo antes, no hay ninguna garantía de que se pueda gobernar. Se podrán nombrar, ministros y ministras, directores generales, secretarios de Estado, altos cargos de empresas públicas, en algunos cargos de dudosa competencia o sin ninguna experiencia de gestión, que podrán tomar, con escaso control del Parlamento, decisiones que nos afecten a todos. Pero no hay garantía ninguna de que se pueda "gobernar" y, sobre todo, hacer las reformas de fondo que necesita España. Y los riesgos del PSOE de actuar en solitario en el tema catalán, son infinitamente mayores que las posibilidades de solución desde la Constitución..

Y uno más para terminar. "Un pacto PP-PSOE es mucho más problemático que el pacto con Podemos, con ERC, con el PNV y con todos los partidos minúsculos que van a entrar en la operación 'Sánchez al poder al precio que sea' porque frustraría cualquier posibilidad de solución en Cataluña, paralizaría las reformas y el Presupuesto y eso nos llevaría a una legislatura fugaz y efímera". ¿De verdad alguien cree que un pacto con ERC, Podemos y compañía, va a permitir una legislatura larga y reformista, sin acceder al chantaje y sin pagar peajes imposibles? Hay un problema, pero, seguramente, no es ERC, sino Sánchez.