ESCAÑO CERO

Julia Navarro

Periodista y escritora


¡Serán pesados!

¡Pero que hartura! Luego se extrañan de que de cuando en cuando cunda el desafecto por parte de los ciudadanos hacia la política y los políticos. Y todo porque los dirigentes políticos no son claros y se enzarzan en un juego de espejos con el que quieren despistar al contrario. 
Así, mientras juegan a hacerse trampas entre ellos nos terminan hartando a los ciudadanos de a pie. 
No tenemos Gobierno porque Pedro Sánchez no tiene ninguna gana de compartirlo con Pablo Iglesias y dicho sea de paso se comprende. Pablo Iglesias en el Gobierno sería el copresidente. 

No tenemos Gobierno porque Pablo Iglesias quiere "tocar" poder. 
No tenemos Gobierno porque Pedro Sánchez no se ha molestado siquiera en intentar conformar una mayoría con Ciudadanos. Sin olvidar que no tenemos gobierno porque Ciudadanos se ha tirado al monte decidido a convertirse en el partido hegemónico de la derecha y ha hecho bandera  de su animadversión al PSOE. 
Y así tenemos tres líderes que andan enzarzados en su reyertas particulares y mientras tanto el país sigue sin gobierno. 
He escrito en otros artículos que son comprensibles las razones de porqué Pedro Sánchez parece no querer compartir el Gobierno con Pablo Iglesias. Pero el problema es que Sánchez no termina de decírselo claramente a Iglesias y al resto de los españoles. 
Y eso que Sánchez tiene el copyright del "no es no". En vez de dar largas a Iglesias, diciéndole sí pero no, sería deseable que le dijera "no es no". Y si va a cambiar de criterio, es decir si está dudando de si decirle "si" pues cuanto antes mejor. 
Lo que no se puede es instalar a todo un país en la incertidumbre. Es mejor que todos sepamos a qué atenernos. 
Ahora mismo solo hay tres opciones: o Sánchez rectifica y acepta a Iglesias en su Gobierno o Sánchez se mantiene en el "no es no" y deja de marear la perdiz. 
La tercera posibilidad sería que Albert Rivera decidiera comportarse como un líder político de verdad y pactara con Sánchez la investidura. Pero esto es como creer en los Reyes Magos. En cuanto al PP, Pablo Casado calla y deja que se peleen los otros tres actores. Él prefiere dejarles libre todo el escenario por mas que desde el PSOE también se le insta a que el PP se abstenga en la investidura de Sánchez. Quién sabe si terminará dando la sorpresa. 
Así que por favor sean serios y hagan lo que tengan que hacer pero haganlo ya. 


Las más vistas