scorecardresearch
Ángel Villarino

RATAS DE DOS PATAS

Ángel Villarino


Las afganas y los afganos

23/08/2021

Ahora resulta que los estadounidenses deberían quedarse en Afganistán por razones humanitarias. Indefinidamente, o  hasta que los comentaristas y políticos trasladen su atención a otro asunto sobre el que improvisar una opinión. Por una vez en España hay consenso al respecto, de derecha e izquierda. Los del «no a la guerra» y los de la «invasión de refugiados» están muy preocupados por las afganas y los afganos. En ese orden.
Veinte años han tardado en llegar a la conclusión de que «algo hay que hacer». Lo tienen claro justo ahora que el resto del planeta asume que las guerras humanitarias han sido un estrepitoso fracaso y que exportar la democracia a bombazos siempre fue una idea nefasta.
Hay un detalle especialmente preocupante. La opinión pública española, jaleada por sus mariachis, cree que tiene algo que decir aquí. Incluso reúnen firmas. El español, que tiende a subestimar su país, se ve fuerte precisamente donde menos lo es. Apela a su gobierno y a esa expresión vacía de la «comunidad internacional».
La mayoría ignora que EEUU ha fracasado en su empeño gastando el equivalente a 1,5 veces el PIB español en pacificar Afganistán y convertirlo en una democracia aliada. Mientras nuestro ejército, uno de los peor financiados del mundo, no está capacitado ahora mismo ni para sostener una guerra fronteriza con Marruecos.
Vivimos de prestado lo que probablemente sean los últimos años de la pax americana. Nuestros principales socios europeos andan algo mejor, pero no demasiado. El Ejército francés tendría dificultades serias en derrotar al de Egipto o al de Pakistán. Y no está claro que Alemania pudiese con Turquía en un choque frontal. De China, ni hablamos. Llevamos medio siglo aprovechándonos del empuje de Washington y gastándonos el dinero en otras cosas. Y todavía pretendemos dar lecciones.