TERCERA SALIDA

Jesús Fuero


Especismo y especímenes

20/03/2020

Leo, observo, compruebo, que cada vez más la sociedad civilizada está más devastada. Hay un tsunami que avanza. Tiene un frente destructor que solo deja fango, y ruina por donde pasa: zoofilia, eugenesia, eutanasia, especismo y otros derivados, algunos perjudiciales para la salud de los niños como el veganismo.
La hegemonía cultural que se ha otorgado este nuevo frente popular alienta las teorías de género. ¿Quién no ha visto dar un beso a un animal? Pero de ahí a que tengamos que dar besos a to bicho viviente para «borrar las barreras de las especies» hay un trecho. Si entramos en lo carnal pongamos que quien es carne de tu carne tenga derecho a llevar un pin parental, o lo que es lo mismo, que nuestros hijos reciban la educación moral y espiritual que los padres creemos que les ayudaran a ser más felices, a veces haciendo pequeños sacrificios, y eso se persigue por los mismos que no dicen nada del acoso escolar en Cataluña a los no catalinos parlanchines o la prostitución en un centro de menores. Si hasta los que pegan patas al balón del barsa pueden hablar castellano argentino o lo que sea, que solo sé de Messi y Pique.
   ¿Qué beneficios trae el suicidio? ¿Por qué hay tantos transexuales con beneplácito parental que se suicidan? Se hace drogadicto el que prueba la droga, más si está en un ambiente en que la droga abunda, ¿son felices los drogadictos o los que nacen con síndrome de abstinencia? ¿Por qué no explican a los niños una conseja del pacifismo?: «Si persigues el placer te encadenas al sufrimiento». El pacifismo que esto dice invita al placer siempre que no perjudique la salud ¿Y la moral? ¿Perder la inocencia y la vergüenza para innovar con ciertas prácticas sexuales no es acaso un síntoma de mala salud? Ahora los burros son seres de pleno derecho, y los perros miembros de la comunidad de los que no quieren tener perros. Si no fuera por el contagio ¿por qué algunos no adoptan una familia de garrapatas y forman comunidades de garrapatos? Según se dice lo que diferencia a los hombres de los animales es la risa y yo nunca he visto sonreír a mi gato. ¿Será que se ha vuelto animal?
   Dice el filósofo francés Jean François Braunstein que «Lo políticamente correcto, llevado al delirio, lleva al infanticidio, la zoofilia y otras locuras». Dice después «la expresión de opiniones divergentes es esencial», pero no lo es fomentar prácticas «divergentes» que desnaturalizan la esencia humana: perpetuarse genética y espiritualmente. La humanidad ha progresado gracias al mestizaje cultural y a la permeabilidad del pensamiento de las culturas que entran en contacto. De las vaginas de las llamas alpinas llegó a Europa la sífilis. La zoofilia ha sido habitual en el medio rural, y no ha tenido consecuencias. Ahora quieren imponer (ello-a dicen que alternativa), una ideología, y eso se llama «totalitarismo»: se ciscan los fiscales, las letrinas abortan, los arradios se rayan, y los apesebreaos con y sin maletín de ministro reclaman más salvao para no morder al amo. Y es que cada vez hay más indigentes, aunque los llamen dirigentes, culturetas de la indecencia, mercachifles de la vanidad. Yo no niego, pero dudo, que toda esta tropa con cartera tenga buenos sentimientos, pero seguro estoy que carecen de moral, y en muchos casos hasta de instrucción, como el que crece sin padres y lo adoctrinan sin cariño. No es lo mismo conocer tu cuerpo que conocer el cuerpo de la Guardia Civil. Véase la nueva del cuerpo.
   El Especismo que promovió Peter Singer, el veganismo impuesto, chingarse lo que sea, el orto placer, o la eutanasia como medicina paliativa, no pueden traer nada bueno a jóvenes mal formados. ¿Tener relaciones satisfactorias con animales que beneficios traerá a largo o medio plazo? Algo que han enseñado todos los filósofos y teólogos ha sido que sin moral y una idea del bien supremo, el «espécimen» humano está condenado a desaparecer.
Si los animales tienen sus derechos, sería bueno que también tuvieran unas obligaciones. Y que vuelen nuestros enanos libres para no dejarse atrapar por el fango del tsunami que está llegando, que como canta una que practica la mezcla de culturas que se hace llamar Shakira: ¿Dime quién camina cuando se puede volar?



Las más vistas

Opinión

Masoquismo

Me pregunto qué debe sentir aquél que sabe a ciencia cierta que alguien le está engañando y, peor aun, que tiene claro que esa actitud traidora no variará jamás