CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Cosas que pasan

13/04/2021

Un juez ha expulsado a Toni Cantó y a Agustín Conde de la lista del PP a las elecciones madrileñas; ninguno de los dos se había dado de alta en el censo en tiempo y forma, aunque la Junta Electoral les había dado luz verde.

Las repercusiones no son excesivamente graves. Si Ayuso sigue de presidenta y tenía en mente contar con ellos para un cargo en su nuevo gobierno – consejero, por ejemplo- puede hacerlo sin problema, no hace falta ser parlamentario autonómico. Lo que sí tiene más enjundia son las consecuencias prácticas de esa decisión.

El PP ha recurrido al Tribunal Constitucional, que deberá responder en tres días como máximo. Sorprende el recurso, porque el PP suele acatar las decisiones judiciales y además porque los candidatos dados ahora de baja no tendrían escaño pero nada les impediría otro papel si Ayuso quiere y, sobre todo, si es reelegida presidenta. La explicación del recurso es más enrevesada, como casi todo lo que pasa en el mundo de la política.

Creen en el PP que el juez, de la asociación progresista, les complica la vida en otro aspecto, sin que eso signifique que le consideren prevaricador, no van por ahí las cosas. Si no se presenta el recurso al TC, la última palabra sobre la lista definitiva la tiene la Junta Electoral, que puede tardar días en debatir y decidir cómo afecta a la lista la baja de Cantó y Conde: se les sustituye por los dos nuevos nombres que les sigan en la lista, o por dos de la lista que no sean los que van inmediatamente detrás, y además se debe completar la lista con dos nuevos nombres … y mientras decide la JEC corre el tiempo y no se pueden imprimir las papeletas, ni por tanto enviarlas a la gente que figura en el censo, el famoso mailing. Sin embargo, cuando se pronuncie el TC, en la sentencia ya apuntará las medidas que se deben tomar para que la lista definitiva se convierta en papeletas.

Cantó seguirá haciendo campaña con Ayuso, ya lo ha anunciado, y en el futuro ya se verá qué hace y dónde. Si Ayuso es presidenta y quiere contar con él, se lo ofrecerá. Ella. Génova no tiene nada que decir, aunque hay gente empeñada en transmitir dos ideas que perjudican a la candidata: una, la publicitada operación de captación de dirigentes de Ciudadanos que capitanea Fran Hervías, que no tiene en cuenta el rechazo que provoca que alguien se aproveche del declive del partido que era suyo hasta hace un mes; aparte de que hay gente en el PP con más méritos que cualquiera que venga de otro partido. Segundo, porque es irritante la obsesión de gentes del PP por transmitir que a Ayuso se la teledirige desde Génova y se le imponen candidatos.

La eterna historia de los oportunistas que se ponen medallas que no les corresponden…