Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Sánchez admite que la gobernabilidad será "compleja"

Europa Press
-
Sánchez admite que será "compleja" la gobernabilidad - Foto: Eduardo Parra - Europa Press

El jefe del Ejecutivo en funciones y Pablo Iglesias han admitido que tienen algo "valioso" como es la "voluntad de hacer camino al andar" y dialogar para "forjar una mayoría día a día, ley a ley"

El jPedro Sánchez, ha admitido este lunes que será "compleja" la gobernabilidad en esta legislatura porque no tienen mayoría parlamentaria, pero ha dicho que tienen algo "valioso" como es la "voluntad de hacer camino al andar" y dialogar para "forjar una mayoría día a día, ley a ley". "Lo vamos a hacer con un solo gesto, el gesto de hablar", ha enfatizado.

Previamente, Pablo Iglesias ha señalado que el "reto fundamental" del nuevo Ejecutivo será "convertir ese 'sí se puede'" de los movimientos sociales en políticas activas de gobierno. Además, ha subrayado que el programa de Gobierno combina la "experiencia" del PSOE con la "frescura" de Unidas Podemos para "afrontar una etapa histórica".

Sánchez e Iglesias, que han posado sonrientes en el Congreso y se han dado un apretón de manos ante los medios gráficos, han comparecido arropados por cargos de PSOE y Podemos. Por parte de los socialistas, Adriana Lastra, María Jesús Montero, Rafael Simancas y Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. También han asistido Pablo Echenique, Alberto Garzón y Juantxo López de Uralde, entre otros.

Antes de esta comparecencia sin preguntas, una veintena de informadores han expresado su protesta ante la imposibilidad de acceder a la estancia --conocida como sala Chimenea-- en la que Sánchez e Iglesias han presentado su programa de gobierno.

 

Iglesias: un documento "histórico"

Iglesias ha afirmado que el documento firmado en sí mismo es "histórico" después de una década "perdida en muchos aspectos", con "recortes sociales" durante la crisis y "en términos de derechos y libertades". Además, ha señalado que el "conflicto territorial ha sido una realidad permanente y muy mal gestionado por la derecha".

Eso sí, ha indicado que también ha sido una "década de esperanza" con el nacimiento del Movimiento 15M, las Mareas que han "defendido los servicios públicos", el movimiento feminista o el de los pensionistas. Según ha añadido, esos colectivos han dicho a las fuerzas políticas estos años que las cosas "se podían hacer de otra forma" y que "sí se puede".

"Creo que el próximo Gobierno tendrá como reto fundamental convertir ese 'sí se puede' en políticas activas de gobierno", ha exclamado, para subrayar que se trata del "primer gobierno de coalición desde la recuperación de la democracia".

Iglesias ha señalado que el objetivo del Gobierno debe ser convertir España en "un referente en Europa y en el mundo de políticas de justicia social, que combatan en serio el cambio climático y de políticas feministas".

Según ha insistido, España tiene que ser un "referente de modernidad en este sentido" y que ofrezca "seguridad a los sectores sociales más vulnerables como mejor vacuna frente al crecimiento de la extrema derecha en Europa, que es probablemente la mayor amenaza a las democracias europeas".

 

Sánchez: "una hoja de ruta transparente"

Después ha tomado la palabra Sánchez, que ha coincido con Iglesias que el Gobierno debe avanzar en defensa de la cohesión social y la desigualdad, la conquista de nuevos derechos y libertades, y afrontar desafíos como la digitalización o el cambio climático.

También ha apostado por avanzar en la "cohesión territorial desde al diálogo, el acuerdo y en entendimiento entre diferentes". "Avanzar en definitiva es lo opuesto al bloqueo y la parálisis, es sacar a España adelante y progresar todos juntos sin dejar a nadie atrás", ha manifestado, para reivindicar los "valores colectivos" de lo que les une como país como un "fundamento de la política útil".

En este sentido, ha apelado a la "política útil y que sirve a la sociedad" y ha señalado que el "tronco" del programa conjunto de PSOE y Unidas Podemos es "la idea de progreso". "Es un programa de una coalición progresista pensado para hacer progresar a un país que lo tiene todo para ser aún mejor de lo que es hoy", ha aseverado.

Sánchez ha señalado que quieren construir una España "mejor, más justa y solidaria" con compromisos "claros y concretos", así como con una "hoja de ruta transparente". Y ha resaltado que quieren "ir más allá de compartir un Consejo de Ministros" --que va a ser "inédito" en España-- compartiendo "políticas", "propuestas" e "ilusión por mejorar" el país. Según ha agregado, el "reto es enorme" porque tienen un país "extraordinariamente diverso en lo territorial y también en lo ideológico".

 

"Oportunidad" para hacer las reformas que España necesita

Por eso, ha reconocido que será "compleja" la gobernabilidad pero "en modo alguno la imposibilita". "Donde algunos ven una excusa para el bloqueo, yo en cambio veo estímulo y una gran oportunidad para hacer las reformas que necesita nuestro país. Y nosotros no vamos a rendirnos en ese empeño", ha avisado, para situar en el campo del bloqueo a partidos "de mucha índole" como la "derecha, la ultraderecha", y "fuerzas independentistas y nacionalistas", pero

Sánchez ha subrayado que el acuerdo obedece a una nueva "normalidad institucional" que ya está presente en otras democracias europeas. "Los gobiernos de coalición son parte de esa normalidad que tenemos que asumir con inteligencia y con generosidad. Y ante todo, con vocación de compartir el poder para fortalecer las instituciones", ha afirmado.

En este punto, ha reiterado que el acuerdo es una oportunidad para "regenerar" la política "útil" al servicio de la gente. Y aunque ha dicho que no cuentan con mayoría parlamentaria, sí que tienen la "voluntad y la determinación de forjar una mayoría día a día, ley a ley, presupuesto a presupuesto con hechos concretos".

"La voluntad en definitiva de hacer camino al andar", ha dicho, para agregar que ahora se trata de que el Parlamento les permita empezar a caminar con la investidura. Dicho esto, ha pedido a las demás fuerzas que se sumen "al avance y no al bloqueo", que se sumen al "diálogo y no a la confrontación".

 

Cruce de piropos

Tanto Sánchez como Iglesias se han lanzado piropos mutuos durante esta comparecencia y han agradecido la "generosidad" que han demostrado ambas partes para poder lograr este acuerdo "ambicioso, valiente y, por encima de todo progresista".

El presidente del Gobierno en funciones ha destacado la "enorme dosis de responsabilidad" que Unidas Podemos ha "demostrado en estos meses tan difíciles" pero que han llegado al final "a buen puerto". Además, ha destacado que los negociadores hayan podido "conciliar" los "intereses" de todos.

Por su parte, el líder de Podemos ha señalado que será para su partido será un "honor" que Sánchez sea su presidente y "compartir" gobierno con "los hombres y mujeres del Partido Socialista". "Estamos deseando ponernos a trabajar lo antes posible. Ojalá la investidura sea pronto", ha apostillado.

En esta línea Sánchez ha dicho que espera que "más pronto que tarde" puedan "hacer realidad" esta voluntad de "proyectos y energías" que están dispuestos a poner en marcha en cuanto tengan la confianza mayoritaria de la Cámara.