Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

Lluvia de goles en el Coliseum

EFE
-
Lluvia de goles en el Coliseum - Foto: FERNANDO VILLAR

El Getafe gana 4-0 al Levante con todos los tantos a balón parado; dos goles de córner, uno de penalti y otro de falta

Bajo un fuerte aguacero, el Getafe reinó bajó la lluvia y goleó al Levante (4-0) con todos sus tantos a balón parado para mantenerse cerca de los puestos europeos y romper una racha de dos empates en LaLiga Santander.

Los centrocampistas destructores se convirtieron en la clave del partido. La dupla formada por el serbio Nemanja Maksimovic y por Timor se fajó con otro serbio, Nemanja Radoja, y con el montenegrino Nikola Vukcevic. Un duelo muy balcánico que se decantó del lado del Getafe durante la primera media hora.

En esos minutos, aunque apenas creó dos ocasiones, el equipo de José Bordalás fue el dueño de la pelota, llevó los tiempos del juego como pudo entre las inclemencias meteorológicas y pudo adelantarse en el marcador con un cabezazo de Maksimovic que salvó Aitor Fernández.

El portero del Levante sigue en forma. Es una de las sorpresas del curso. Da puntos a su equipo, como el pasado fin de semana ante el Mallorca, y se presentó en el Coliseum Alfonso Pérez con ganas mantener su línea ascendente con esa parada y con una segunda a Timor, que se encontró con el guardameta del cuadro granota en el lanzamiento de una falta.

El Levante despertó a la media hora. Consiguió sacudirse el dominio de su rival y a base de lanzamientos a balón parado, acorraló durante quince minutos al Getafe. De ese modo, contó con su ocasión más clara, un cabezazo del costarricense Óscar Duarte que sacó David Soria con un paradón que salvó a su equipo.

Esa fue toda la historia de la primera parte, empañada por la lluvia, que no dio tregua en la reanudación para dar continuidad a un juego poco atractivo y farragoso que se decidió en el primer tramo de la segunda parte.

El partido se decantó del Getafe, que en el minuto 54 se adelantó en el marcador con un gran cabezazo del uruguayo Leandro Cabrera, que se elevó por encima de la defensa tras un córner bien sacado por Jason Remeseiro.

Poco después, el turno le tocó a Jorge Molina, que marcó de penalti el segundo. El delantero azulón fue derribado dentro del área por Rubén Vezo y él mismo se encargó de hacer el segundo desde los 11 metros.

Con el acierto del capitán del Getafe, el Levante se derrumbó definitivamente. Tenía media hora por delante, pero el equipo de Bordalás se mueve a las mil maravillas cuando está por delante en el marcador, en su estadio, y más en un partido en el que era obligado pelear cada pelota.

El hundimiento granota se hizo definitivo en otro córner. Fue el tercer golpe casi consecutivo y, otra vez desde la esquina a balón parado. De nuevo, Jason puso un buen centro y, en esta ocasión, fue Ángel Rodríguez quién cabeceó la pelota al fondo de la red de la portería defendida por Aitor Fernández.

Ahí murió el choque. El Levante aún pudo recortar distancias con una ocasión del macedonio Enis Bardhi que salvó Soria, mientras que el Getafe pudo aumentó la renta con una falta lanzada por Timor. Al final, el 4-0 no se movió del marcador y el equipo de Bordalás sumó tres puntos que le mantienen al borde de Europa. El Getafe, reinó bajó un aguacero. El Levante, se ahogó.

Lluvia de goles en el Coliseum - Foto: FERNANDO VILLAR
Lluvia de goles en el Coliseum - Foto: FERNANDO VILLAR
Lluvia de goles en el Coliseum - Foto: FERNANDO VILLAR