Un sorteo más millonario

SPC
-
Un sorteo más millonario

A la tradicional ilusión por el Gordo del 22 de diciembre se suma este año una nueva fiscalidad, que supondrá que los afortunados pagarán menos impuestos a Hacienda por los décimos agraciados

A buen seguro que una gran cantidad de españoles, por no decir casi la totalidad, han soñado alguna vez con que les tocaba el Gordo y han calculado mentalmente qué harían con los 400.000 euros que recibirían por décimo, que es la cantidad que se cobra por haber sido agraciado con el primer premio, a la que habría que restar el 20 por ciento de impuestos. En total, la cifra final a percibir sería de unos 320.000 euros, una cantidad nada despreciable para tapar esos típicos agujeros que aseguran todos los afortunados que realizan cuando les toca la Lotería.
Este año, además, los galardonados tienen una doble razón para sentirse más satisfechos, si cabe, ya que la fiscalidad de los premios cambia a mejor. Es decir, la retención que se paga a Hacienda se ha modificado y el dinero, contante y sonante, que se percibe por cada premio es mayor.
Así, desde el pasado julio, el mínimo exento de impuestos en los premios de lotería ha subido desde los 2.500 euros hasta los 10.000 euros, por lo que este año, los bolsillos de los afortunados que ganen el Gordo lo serán por partida doble, ya que además de llevarse el premio máximo, pagarán menos impuestos que quienes se lo llevaron el año pasado.
Pero no solo cambia la fiscalidad del primer premio, sino también la de todos los demás, incluidos los menores, que son los más beneficiados con esta medida, debido a que muchos de ellos no tendrán que pagar impuestos.