Controlado el incendio entre Villar de Olalla y Cólliga

J. López
-

El dispositivo compuesto por 26 medios y 97 personas controló a las 18,35 horas el fuego que provocó una cosechadora incendiada

Controlado el incendio entre Villar de Olalla y Cólliga

Aún no se conoce la superficie de pastos y monte bajo que se calcinó este jueves por la tarde en el incendio declarado en  Villar de Olalla. Un total de 26 medios y 97 personas del Servicio de prevención y extinción de incendios forestales de Castilla-La Mancha participaron en las tareas de extinción que se desarrollaron durante toda la tarde.
Todo a punta a que una cosechadora, que acabó en llamas, fue la causante del primer siniestro forestal de mayor entidad en este recién iniciado verano. Sobre las tres de la tarde saltaba la voz de alarma. Las llamas avanzaban rápidamente por los campos de cebada y lograban saltar el río Júcar. 
El dispositivo desplazaba rápidamente todos los efectivos disponibles para atajar un fuego que se extendía en dirección a Cólliga y Colliguilla. El viento, que soplaba con cierta intensidad, y los campos de cereal secos, ayudaron a propagar el fuego que amenazaba a ambas pedanías de la capital conquense. 
No hizo falta alertar a la población, pero si que se tomaron precauciones para que las llamas no atravesarán la carretera de acceso a Cólliga y Villanueva de los Escuderos. Si que se avisó, probablemente, al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), puesto que varios trenes de alta velocidad pasaron a velocidad reducida por la zona. Mientras tanto, dos helicópteros y un hidroavión se encargaron de descargar agua, que previamente habían recogido en la laguna del campo de golf de Villar de Olalla, para arrojarla sobre las llamas e impedir que el fuego avanzase. A las 18,35 horas se declaraba controlado un incendio, que de prosperar habría causado grandes pérdidas en zonas próximas como el Pinar de Jábaga.