scorecardresearch

La Vega del Codorno se queda sin Belén Viviente otro año más

Jonatan López
-

Por segundo año consecutivo, la asociación vecinal que representa el nacimiento de Jesús en la gruta del Barrio de la Cueva decide suspender esta tradición arraigada que cumpliría 55 años

La Vega del Codorno se queda sin Belén Viviente otro año más - Foto: JCCM

La Vega del Codorno se quedará, otro año más, sin poder celebrar su tradicional Belén Viviente. La pandemia de la Covid vuelve a chafar los planes de los vecinos que, desde 1966 venían celebrando la costumbre. Así lo confirma el alcalde de la localidad, Rodrigo Molina, quien opina que como regidor «me hubiese gustado que se hubiese celebrado», pero dadas las circunstancias de la pandemia la decisión es acertada. «Vienen muchos vecinos de Madrid, Barcelona o Valencia. Se juntan de muchos sitios familias con niños pequeños y me parece bien la decisión que ha tomado mi pueblo», afirma.

Las restricciones de la pandemia han impedido que se pudieran realizar ensayos previos a la representación. Eso y que el frío obligaba a los actores improvisados a reunirse en sitios cerrados. Además, el recrudecimiento en estos últimos días de la pandemia y las nuevas variantes que se han presentado decantaron la decisión. No obstante, los vecinos que lo deseen se vestirán ese día y acudirán a la gruta para dejar constancia con una fotografía multitudinaria. La fiesta también tuvo que suspenderse en 1977, por un brote de sarampión que afectó a los niños de la localidad, señala el alcalde. 

Declarada de Interés Turístico Regional el 31 de enero de 2013, está organizada por una asociación vecinal y cuenta con el apoyo económico del Ayuntamiento. En 2016 se celebró el 50 aniversario con la presencia de más de 1.500 asistentes, entre ellos el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

La tradición. Dice la tradición que el sábado anterior a la Nochebuena, los vecinos de los barrios de la Vega del Codorno acuden vestidos con atuendos y disfraces para representar el nacimiento del Jesús. Los vegueros, venidos de todo el país, aprovechan la jornada para congregarse en el Barrio de la Cueva y escenificar en la bóveda de entrada el Belén Viviente. Además de los pastores, están representados todos los personajes que el relato bíblico refleja. 

Es decir, no faltan los tres reyes magos, el rey Herodes, la Virgen María y San José, y el niño Jesús. La gruta se ilumina para representar el emotivo nacimiento en el que participan los vecinos y reúne a numerosos visitantes. No se ha podido celebrar en estos dos últimos años, pero Molina cree que la foto que se harán los que acudan este sábado 18 servirá para recordar a posteridad lo que la pandemia impidió celebrar.